Vídeo: La mujer rociada con sosa cáustica en Girona, dada de alta «tengo miedo que me vaya a volver a hacer daño»

Dolorida, con gravísimas secuelas, triste y con mucho miedo, Ana Mari, la mujer de 34 años que fue rociada con sosa cáustica por un hombre de 45 años en Sant Feliu de Guíxols, en Girona, reclama castigo contra su agresor: “Pido que la Justicia actúe correctamente”. “Tengo miedo de que vaya a ir a algún sitio y me vuelva a hacer daño”, cuenta, manifestando su angustia. Ya sabe que han detenido al agresor, que no solo emprendió su ataque contra Ana Mari, sino también contra su hija, de 5 años.

In this article