Vídeo: Espectacular accidente de Romain Grosjean en el GP de Bahréin de Fórmula 1

Afortunadamente el piloto pudo salir del monoplaza por su propio pie, aunque fue trasladado a un centro médico con quemaduras en un brazo y en un pie.

La primera vuelta del GP de Bahréin de Fórmula 1 comenzó con un terrible susto que hizo pensar en una tragedia en los primeros instantes.

El Haas de Romain Grosjean se estrelló a la salida de la tercera curva del circuito de Sakhir, cuando se toco contra otro coche. Lo inusual del accidente fue que el coche salió ardiendo, algo que no se veía en un golpe de este tipo desde hacía muchos años.

El piloto francés pudo salir por su propio pie, aunque ayudado por los médicos, ya que en el violento golpe se dañó una pierna. Fue trasladado al centro médico del circuito para hacerle más pruebas.

Grosjean puede decir que ha vuelto a nacer. Salía desde el fondo de la parrilla y estaba intentando remontar. Tras superar la primera curva, uno de los puntos más estrechos del trazado, se tocó con un AlphaTauri y salió despedido contra las protecciones.

El coche quedó partido en dos, y una vez que apagaron el incendio se vio cómo el cockpit, el habitáculo donde se sitúa el piloto, se quedó incrustado en las protecciones, mientras ardía, pero quedó entero.

Los sistemas de seguridad de la Fórmula 1 le han salvado la vida, con total probabilidad. El halo ha evitado que su cabeza impactase directamente con el guardarraíl, y la rapidez de las asistencias, empezando por el doctor Ian Roberts y Alan van der Merwe, el piloto del coche médico.

Las primeras informaciones del equipo Haas apuntan a que tiene quemaduras en un brazo y en un pie, posiblemente el izquierdo, ya que perdió la bota en el accidente. No obstante, le han evacuado a un hospital porque temen que tenga alguna costilla rota.

In this article