Vídeo: El alcalde de Villanueva del Fresno pide confinar el pueblo frente al brote portugués

A la espera de que se adopten medidas sociosanitarias transfronterizas, el gobierno de Extremadura obliga a usar la mascarilla en todo momento, en la calle, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, independientemente de que se pueda mantener la distancia de seguridad o no. La sanción por no llevarla será de entre 100 y 6.000 euros. Una medida contundente para luchar contra el coronavirus en los 4 brotes que permanecen activos hoy en Extremadura.

Este fin de semana se prevé realizar un control epidemiológico «estricto» de la zona de salud de Villanueva del Fresno, que incluye a la población de Valencia de Mombuey, por estar muy próxima al brote de Reguengos de Monsaraz, en Portugal. El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha explicado que si de ese análisis se detectase algún riesgo para dicha zona la posibilidad que se tiene desde la región, sin invadir competencias de Portugal, sería realizar un aislamiento social de la zona de salud, que en todo caso se debería adoptar por acuerdo del Consejo de Gobierno.

In this article