Unas 8.000 hectáreas quemadas ya en Ourense, con alerta en Vilariño de Conso por llamas cerca de las casas

Los incendios registrados en más de una docena de ayuntamientos de Ourense han calcinado alrededor de 8.000 hectáreas, según las últimas estimaciones provisionales.

Los de mayor envergadura afectan a Lobios, Vilariño de Conso y Cualedro. Precisamente, en Vilariño de Conso, según informó Medio Rural, se declaró este lunes la situación 2 de emergencia como medida preventiva por proximidad de las llamas a los núcleos de Soutogrande y Soutelo.

En declaraciones a la Radio Galega, la alcaldesa de Vilariño, Melisa Macía, destacó que el viento dificulta las labores de extinción.

En Vilariño sigue activo, desde las 2.22 horas del domingo un incendio que se inició en la parroquia de Sabuguido y que, según los últimos cálculos, afecta a unas 2.000 hectáreas.

Para su control se movilizaron 13 agentes, 23 brigadas, 13 motobombas, cuatro palas, 14 helicópteros y nueve aviones.

Parque natural

También con unas 2.000 hectáreas afectadas seguía activo el incendio que empezó a las 19.40 horas del sábado en Lobios, en la parroquia de Río Caldo y que afecta al Parque Natural de la Baixa Limia-Serra do Xurés. En su extinción trabajabann 13 agentes, 23 brigadas, 13 motobombas, cuatro palas, 14 helicópteros y nueve aviones.

En Cualedro, donde se desactivó la alerta por proximidad a las casas, en la parroquia de Montes, también seguía activo el incendio iniciado a las 14.48 horas del domingo y que afectaba a unas 1.300 hectáreas.

Para el control de este fuego se movilizaron 8 agentes, 16 brigadas, 11 motobombas, cinco palas, seis helicópteros y cuatro aviones. También colaboraron efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Otros incendios activos

De menor envergadura son otros fuegos registrados en la provincia, pero que segían activos, como el de Chandrexa de Queixa, que empezó el domingo en la parroquia de Queixa y que ha quemado unas 500 hectáreas; o el de Rairiz de Veiga, iniciado también el domingo en la parroquia de Sabariz y que ha quemado unas 300 hectáreas.

Activo desde las 1.04 horas de este lunes, el fuego que empezó en Vilar de Cervo (ayuntamiento de Vilardevós) afecta también a unas 300 hectáreas; mientras que Manzaneda sumaba tres incendios, que afectan a las parroquias de Cernado (con unas 200 hectáreas quemadas), Paradela y San Martiño -entre los dos han calcinado unas 120 hectáreas)-.

Este lunes a mediodía, procedente de Zamora, un incendio afectó a A Mezquiza, en la parroquia de Cádavos. Ya había unas 100 hectáreas calcinadas.

Asimismo, Medio Rural informó de 60 hectáreas quemadas en un fuego en Laza y de seis en el de Muiños, en la parroquia de Requiás, que también afectaba al Parque del Xurés. Incide Medio Rural en que este fuego se inició en dos focos diferentes y simultáneos, lo que «da idea de clara intencionalidad.

Estabilizados y bajo control

Estabilizado quedó el de Vilar de Barrio tras quemar unas 700 hectáreas y también el de A Gudiña, que ha quemado unas 150. Y bajo control están los registrados en Maceda, iniciados simultáneamente en la parroquia de Castro de Escuadro el domingo, tras quemar 130 hectáreas.

Finalmente, en Ribas de Sil (Lugo) está estabilizado desde las 16.12 horas el fuego que se registró en Peites con cuatro focos simultáneos, lo que evidencia también, remarca Medio Rural, «su clara intencionalidad».

In this article