Una mujer china descubre que tiene dos agujas insertadas en el cerebro

No recuerda haber sufrido ningún traumatismo craneoencefálico en ningún momento de su vida.

Zhu, una mujer china de 29 años, fue animada por los sanitarios a realizarse una tomografía con el fin de descartar posibles daños cerebrales tras haber sufrido un accidente de tráfico. Sin embargo, la sorpresa de los médicos fue mayúscula al descubrir que Zhu tenía dos agujas incrustadas en su cerebro, según informa 20 minutos.

Además, lo más increíble del suceso es que las agujas no estaban relacionadas con el accidente y la mujer no recuerda haber sufrido ningún traumatismo craneoencefálico grave en ningún momento de su vida.

Según los médicos, los objetos, de 5 centímetros de largo y 4,9 milímetros de ancho podrían haber sido insertados en la cabeza de la mujer cuando era muy joven pues, por el tamaño que tienen, no podrían perforar un cráneo adulto.

La mujer, por su parte, no recuerda haber sufrido ninguna lesión en la cabeza ni tampoco algún dolor inexplicable. Los profesionales han concluido que, debido a la delgadez de las agujas y el área del cerebro en el que están alojadas, es poco probable que causen problemas.

Zhu ya habría informado a la policía sobre la presencia de estos objetos puntiagudos en su cráneo y, según los informes, ya podría tener alguna sospecha de cómo llegaron hasta ahí, pero no ha querido revelarlo.

In this article