Una jefa de urgencias en Nueva York se quita la vida al no poder soportar tantas muertes por coronavirus

Confesó a sus familiares que era incapaz de seguir.

La jefa del departamento de urgencias de un hospital de Nueva York se suicidó este domingo después de pasar muchos días al frente de la batalla contra el coronavirus en una de las ciudades más azotadas por la pandemia, y tras confesar a sus familiares que no soportaba ver morir a tanta gente.

Se trata de la doctora Lorna Breen y había sido directora médica de las urgencias del Hospital New York-Presbyterian Allen, en Manhattan.

«Ella trató de hacer su trabajo, y eso la mató», dijo el doctor Philip Breen al diario The New York Times sobre su hija, quien siguió sus pasos en la medicina.

El padre dijo que su hija, de 49 años y que murió el domingo, no tenía antecedentes de enfermedad mental. Pero comentó que la última vez que hablaron ella le contó lo insoportable que era ver morir a los pacientes contagiados por el coronavirus, algunos incluso antes de que pudieran sacarlos de la ambulancia.

In this article