Un turoperador belga repatría a sus viajeros de España ante el alza de contagios

Se han detectado 15 positivos en tres grupos de 271 jóvenes en la Costa Brava y haber constatado que podría haber más infecciones en otros viajeros.

El operador turístico belga Summer Bash anunció este jueves que repatriará a todos sus clientes de España y anulará sus viajes a nuestro país tras haber detectado 15 positivos en tres grupos de 271 jóvenes en la Costa Brava y haber constatado que podría haber más infecciones en otros viajeros.

«No queremos asumir ningún riesgo y anulamos inmediatamente los viajes a España. Esto es porque la situación empeora cada día», indicó la empresa en declaraciones que recoge la radiotelevisión pública RTBF.

La compañía Summer Bash tiene actualmente 350 jóvenes de vacaciones en España, donde la incidencia acumulada de 252,1 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, frente a los 55,3 casos que presenta Bélgcia. De hecho, a su regreso a Bélgica los viajeros tendrán que respetar otra cuarentena para garantizar la seguridad.

Los positivos detectados por Summer Bash se encuentran todos en Cataluña (dos en Lloret de Mar, cinco en Malgrat de Mar y ocho en Calella) y están actualmente juntos y en cuarentena en Lloret de Mar.

Bélgica recomienda no viajar a España
Esta semana, el ministro belga de Sanidad, Frank Vandenbroucke, recomendó a sus conciudadanos que eviten desplazarse a zonas rojas por alta incidencia, como Cataluña, en caso de no estar plenamente vacunado y apeló al «sentido común» de los ciudadanos a la hora de viajar este verano.

«Personalmente no iría a Portugal ni a Cataluña si no estuviera vacunado. No está prohibido porque hay libertad de movimiento y es esencial. Pero más allá de las normas sigue existiendo el sentido común», declaró Vandenbroucke el lunes a la cadena RTBF.

Este jueves, el Gobierno de Francia ha pedido a sus ciudadanos que no viajen a España y Portugal por «prudencia» ante la explosión de casos registrada en las últimas fechas. Y se unen así a países como Alemania o Reino Unido, que ya desaconsejaban veranear en nuestro país o imponían restricciones a los turistas que llegasen de España.

In this article