Un sentencia en Italia dictamina que los hijos deberán «obligatoriamente» encontrar trabajo al final de los estudios

Italia es uno de los países del continente en el que los jóvenes tardan más en abandonar el hogar de sus padres.

La infancia no dura eternamente y, en consecuencia, tampoco la obligación de los padres de mantener a sus hijos de forma indefinida. Así lo recoge una sentencia del Tribunal Supremo italiano, que considera que los progenitores solo deben correr con los gastos de sus retoños hasta la finalización de sus estudios y estima que los jóvenes tienen que encontrar un trabajo para ser autónomo, según informa 20 minutos.

El alto tribunal italiano busca con su decisión animar a los jóvenes a movilizarse para encontrar un empleo, «el que sea», que no siempre se adaptará a sus deseos. «Los hijos no pueden pretender que al trabajo se adapten únicamente los padres», mantiene en este sentido la sentencia.

Si bien es verdad que los jóvenes deben hacer frente ahora a contratos precarios y salarios al límite de la subsistencia, los jueces recalcan en su escrito que es necesario que se independicen para ara evitar que se produzca un «abuso de derechos» una vez terminados sus estudios.

Italia, a diferencia de los países del norte de Europa, es uno de los países del continente en el que los jóvenes tardan más en abandonar el hogar de sus padres. De acuerdo con los datos del Instituto Italiano de Estadística (Istat), el 64,3% de los ciudadanos de entre 18 y 34 años viven todavía en la residencia familiar.

In this article