Un seguidor de la serie `El Caso Alcàsser´ encuentra restos óseos de una de las niñas desaparecidas

Los trasladó al cuartel de la Guardia Civil, donde se realizaron las primeras diligencias de investigación.

El resultado de las pruebas de ADN realizadas a los restos óseos hallados el año pasado en la fosa de las niñas de Alcàsser coincide con el de Miriam, una de las víctimas.

Según informa 20 Minutos, que cita fuentes jurídicas del caso, «los resultados son coincidentes». También el padre de Miriam ha confirmado a ese medio la información: «Los huesos son de mi hija. Me lo han dicho por escrito».

Estos cuatro trozos de falanges fueron localizados por un vecino de la localidad valenciana de Piles, que se encontraba paseando por el paraje de la Romana de Tous, en la zona donde Antonio Anglés (en busca y captura) asesinó a Toñi, Miriam y Desirée. Al parecer, la reciente emisión en Netflix de un documental sobre el caso Alcàsser había despertado la curiosidad y decidió visitar el sitio.

Tras el descubrimiento de los huesos, este vecino los trasladó al cuartel de la Guardia Civil, donde se realizaron las primeras diligencias de investigación y de ahí se llevaron al laboratorio de criminalística de la Comandancia de Valencia y al IML, que determinó que eran humanos.

Tras extraer varias muestras de ADN, el Instituto de Medicina Legal de Valencia citó a la madre de Desirée y al padre de Miriam para recoger muestras de saliva con las que comparar. Posteriormente, y con retraso debido a la pandemia, el Departamento de Barcelona del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses confirmó que los restos pertenecían a Miriam, una de las tres niñas.

In this article