Un nuevo sistema tecnológico llamado iMASC podrá llegar a sustituir a las mascarillas

Se trata de una mascarillas más moderna hecha con caucho de silicona que se ajusta a todos los tamaños y tipos de cara

Un equipo de investigadores ha desarrollado en el Hospital Brigham and Women’s y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) lo que se conoce como sistema iMASC, una alternativa a las mascarillas que trata de paliar la falta de mascarillas N95 debido a la necesidad de disponer de equipos de protección ante la pandemia causada por el coronavirus, según informa 20 minutos.

Para la creación del sistema iMASC se ha utilizado tecnología 3D. En cuanto a sus materiales, está elaborada mediante caucho de silicona, además de aluminio para la zona del puente nasal y las tiras elásticas. La mascarilla incluye dos filtros reemplazables.

Para probar la resistencia de la mascarilla en cuanto a los procesos de esterilización se probaron tres métodos diferentes: 10 ciclos de lavado, 10 minutos a remojo en una solución de lejía 1:10 y 10 minutos de remojo en 100% de isopropanol.

Por otro lado, para conseguir una forma adecuada que se ajuste a la cara, el equipo desarrolló una aplicación IOS usando la cámara de un iPhone 11, con la que capturaron la imagen de la cara de los participantes.

Después, se probó la mascarilla en 24 personas de diferentes edades para comprobar su adecuado ajuste y se concluyó que el sistema iMASC se ajusta de forma correcta a los tamaños y caras diferentes.

In this article