Un hombre de 83 años atrincherado en su casa de Oleiros durante 12 horas se entrega tras herir a un guardia civil

El hombre disparó con una escopeta a la Guardia Civil y se atrincheró en su vivienda.

Un hombre de 83 años que permaneció más de 12 horas atrincherado en su casa en Oleiros (A Coruña), tras disparar a la Guardia Civil cuando iba a ser detenido por un supuesto caso de violencia de género, se ha entregado pasadas las 10.30 horas de este sábado, han informado fuentes del Instituto Armado.

Según fuentes próximas al caso, un negociador «consiguió convencerlo» para que el hombre accediese a entregarse.

Los hechos comenzaron a las 21.50 horas de la noche del viernes, cuando dos patrullas de la Guardia Civil de Oleiros se personaron en una vivienda de la Rúa dos Niños, en el núcleo de Bastiagueiro, para detener a un varón por un presunto delito de violencia de género.

Cuando llegaron los efectivos, el varón disparó con una escopeta a la puerta y tiró otro a través de las ventanas, de modo que una de las esquirlas alcanzó a un agente en el cuello. El guardia civil fue evacuado a un centro médico, si bien la herida es superficial y «no hay ningún tipo de peligro» para este.

En ese momento, la Benemérita solicitó el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana y se montó un cerco perimetral en las inmediaciones de la vivienda, que estuvo vigilada más de doce horas.

Finalmente, pasadas las 10.30 horas de este sábado, el octogenario accedió a ser detenido y se desactivó el operativo.

In this article