Un cerrajero cobra 1.077 euros a una mujer en Murcia por abrir su puerta en Nochevieja

La víctima olvidó las llaves cuando salió a cenar a casa de un familiar y al regresar tuvo que recurrir a un profesional.

Sabía que le iba a salir caro, pero no tanto. Una mujer de Cartagena (Murcia), que la pasada Nochevieja tuvo que recurrir a un cerrajero, se encontró con una factura de nada menos que 1.077 euros por poder acceder a su casa de nuevo.

Según recoge el diario La Opinión de Murcia, la mujer, de 59 años, había salido con su marido de 61 y su hijo de 27 a cenar a casa de un familiar. Al regresar a casa antes del toque de queda (a las 0:30 horas), se dio cuenta de que había olvidado las llaves dentro de casa.

Intentó localizar a un cerrajero de confianza, pero no pudo dar con él, así que se arriesgó a buscar uno de emergencias por internet, ya que su marido está enfermo del corazón y el pulmón, a la espera de un trasplante, y se mueve en una silla de ruedas eléctrica.

Cuando el profesional llegó a su vivenda, en el paseo Alfonso XIII de la localidad, la mujer le preguntó hasta tres veces por cuánto le saldría el servicio, pero el cerrajero no respondió.

En unos cinco minutos, el cerrajero logró abrir la puerta, y fue cuando le dio un resguardo con el coste: 1.077,29 euros. El marido de la mujer pagó con su tarjeta de crédito.

«Cuando te ves en una situación límite como la que yo viví, lo único que quieres es entrar en casa; he sido víctima de un timo y un chantaje por el momento de urgencia en el que me encontraba; me han engañado a sabiendas», dijo la mujer a La Opinión.

La mujer tiene sus sospechas: «Creo que lo que hacen es estafar a las aseguradoras, en cualquier caso, en ese momento ya estaba cabreada, me quité de en medio y dejé a mi marido, que pagó con tarjeta».

«Este hombre me llegó a indicar, y lo dejó por escrito, que para cobrar esa cantidad del seguro debía decir que había tenido que romper el bombín de la cerradura, es decir, me estaba pidiendo que engañase al seguro«, dijo. La mujer llamó a la Policía, que la remitió a que pusiera una queja en la oficina del consumidor. La mujer ha puesto el asunto en manos de sus abogados.

La Opinión confirmó con la empresa de cerrajería, AVG Servicios, que lo ocurrido fue cierto, y que el servicio costó 849 euros más un 21% de IVA. Fuentes de esta empresa explicaron que es habitual que el coste se incremente en noches como Nochevieja, y que se suele aplicar un recargo de hasta el 50% en esos días.

In this article