Un acto atípico en un 12 de Octubre diferente

Se han suspendido el tradicional desfile militar en Madrid y la posterior recepción en el Palacio Real.

Los reyes han presidido este 12 de octubre en el Palacio Real el único acto de celebración del Día de la Fiesta Nacional, una reducida conmemoración a causa de la pandemia por el coronavirus a la que han asistido el Gobierno en pleno y representantes de todos los poderes del Estado. Según informa 20 Minutos, para evitar aglomeraciones se han suspendido el tradicional desfile militar en Madrid y la posterior recepción en el Palacio Real. Ha sido la Plaza de la Armería de este recinto la que ha acogido el acto conmemorativo, con un pequeño desfile terrestre, y en el que se ha rendido homenaje a todos los que están luchando contra la Covid-19.

Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han estado acompañados por el presidente, Pedro Sánchez, y todos los integrantes del Ejecutivo, incluido el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que nunca había acudido a esta celebración. Esta ha sido la primera vez que el monarca coincidía con Iglesias tras la polémica por su ausencia, a instancias del Gobierno, del acto de entrega de despachos a los nuevos jueces celebrado en Barcelona y las críticas posteriores del vicepresidente al monarca. El número tres del Gobierno ha lucido una mascarilla con logo republicano.

El acto, bajo el lema ‘El esfuerzo que nos une’, también ha permitido la coincidencia de Sánchez con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Sánchez y Ayuso han protagonizado un frío saludo en la primera vez que se veían después de que el Gobierno decretara el estado de alarma en Madrid para hacer frente a la pandemia y en contra de la voluntad del Ejecutivo madrileño.

In this article