Si tienes sobrepeso, tienes más opciones de acabar en la UCI si te contagias de coronavirus

Un nuevo estudio publicado en ‘PNAS’ sobre los casos graves tratados en Reino Unido alerta de una relación lineal entre problemas de sobrepeso u obesidad y casos graves de covid.

Los epidemiólogos no dejan de darle vueltas a las estadísticas en busca de las claves que ayuden a entender cómo es posible que un mismo virus, el SARS-CoV-2 tenga efectos tan dispares entre la población, desde la ausencia de síntomas al fallecimiento. La existencia de patologías previas es uno de los factores fundamentales que agravan la infección por coronavirus, entre ellas, la hipertensión, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y las respiratorias.

Sin embargo, no todos los riesgos aparecen de forma tan clara entre los datos y algunos se camuflan al no ser anotados de forma clara. El exceso de peso puede no estar registrado como patología en las historias clínicas, pero los médicos detectaron, en pleno colapso hospitalario, que era una de las características de algunos pacientes que no parecían tener otros factores de riesgo.

Un artículo publicado en la revista ‘PNAS’ hace pocos días explica que el riesgo de hospitalización por covid es más elevado a medida que aumentan el índice de masa corporal (IMC) y el índice cintura-cadera. Es decir, que se incrementa la posibilidad de sufrir una versión grave de la enfermedad cuanto más sobrepeso u obesidad tiene una persona. El estudio está firmado científicos del Reino Unido, quizá inspirados por su propio primer ministro, Boris Johnson, que tras haber pasado por la UCI debido al coronavirus, ha reconocido recientemente que estaba “demasiado gordo”, se ha marcado como meta adelgazar y hasta ha lanzado un programa contra la obesidad

El trabajo de ‘PNAS’ se fija en el IMC, un cálculo que relaciona la masa y la talla de un individuo. Cuando es igual o superior a 25, se considera que tiene sobrepeso y con 30 ya sería obeso. Así, con una altura de 1,75 metros, entraríamos en la categoría de sobrepeso a partir de 77 kilos y en la de obesidad, a partir de 92, según la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO). Asimismo, los autores incluyen el índice cintura-cadera, que se obtiene al dividir los centímetros del perímetro de la cintura por los del perímetro de la cadera. Cuando el resultado es superior a 0,94 hombres y a 0,84 en mujeres, hay más posibilidades de sufrir diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Así, quedaría demostrado que este factor de riesgo es gradual: “Cuanto mayor es el exceso de grasa, mayor es el riesgo de ingreso si el sujeto sufre una infección por coronavirus”, alerta el experto. De hecho, un estudio francés publicado por la revista ‘Obesity’ ya reveló el pasado mes de abril la estrecha relación entre la necesidad de ventilación mecánica y los pacientes con obesidad severa, independientemente de que tuvieran otras enfermedades o no. Este trabajo ya mostraba que las papeletas para ingresar en la UCI aumentaban progresivamente con el exceso de kilos.

A la vista de estos resultados, es posible que parte de las hospitalizaciones de jóvenes tengan que ver con el sobrepeso, aunque habría que realizar estudios epidemiológicos más concretos para poder afirmarlo. “Los mayores de 60 años son los más afectados, pero tenemos casos clínicos de personas de 30 años que evolucionan mal y que, al estudiarlos, resulta que tenían una obesidad extrema”, apunta Tinahones. No obstante, haría falta aclarar el porcentaje de casos en edades tempranas que corresponderían a este perfil.

 

In this article