Rescatan en Ceuta, a punto de asfixiarse, a un inmigrante oculto en un contenedor de un camión de chatarra

Los bomberos han tardado más de tres horas en liberarlo en una actuación «compleja y peligrosa».

Un inmigrante de origen marroquí fue rescatado en Ceuta ayer miércoles a punto de morir asfixiado tras haber quedado atrapado en el interior de un contenedor de un camión de chatarra, y para liberarlo los bomberos han tenido que emplear tres horas para conseguir su liberación.

El joven había aprovechado un descuido del conductor para esconderse en el interior del contenedor, entre los amasijos de chatarra metálica que transportaba el vehículo, según han informado fuentes policiales.

El personal de la planta de compactación situada en la zona de Loma Margarita escucharon los gritos de auxilio que provenían del interior del contenedor, por lo que inmediatamente dieron aviso al Servicio de Emergencias 061.

El personal del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos (SEIS) se trasladó hasta la zona y comprobó que peligraba la vida del hombre, no solo por el habitáculo que ocupaba, sino por la posibilidad de que la chatarra acumulada sobre su cabeza se desprendiera sobre su cuerpo.

Una actuación «compleja y peligrosa»

Por esta circunstancia, los bomberos han tardado hasta tres horas para lograr la liberación del joven ante la imposibilidad de poder utilizar la maquinaria pesada que habitualmente emplean ara proceder a la excarcelación de personas atrapadas.

Los bomberos han retirado poco a poco la chatarra que aprisionaba al hombre para evitar ocasionarle un daño mayor por cualquier desprendimiento.

El rescatado estaba oculto entre dos vehículos compactados, lo que obligó a los bomberos a cortar los hierros para conseguir la liberación del joven.

Fuentes de los bomberos han explicado que ha sido una actuación «compleja y peligrosa», por lo que ha sido necesario un «trabajo milimétrico y de gran concentración porque la vida de una persona estaba en juego, atrapada dentro de un amasijo de chapas con muy difícil acceso».

El hombre, que salió del lugar lleno de grasa por todo el cuerpo, ha tenido que ser evacuado en una ambulancia hasta el Hospital Universitario para ser sometido a un reconocimiento médico que determine su estado de salud.

In this article