Reino Unido vuelve al teletrabajo y a las mascarillas obligatorias para frenar la expansión de ómicron

También impone la presentación del pasaporte de vacunación para acceder a clubes nocturnos o espectáculos masivos. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este miércoles nuevas restricciones al contacto social para evitar la rápida transmisión de la nueva variante ómicron de la covid-19, que está provocando que en el Reino Unido los casos aumenten de forma notable, según informa La Vanguardia.

A partir del próximo lunes, el Gobierno ordena trabajar desde casa a todo aquel que pueda hacerlo, extiende la obligatoriedad de las mascarillas a la mayoría de lugares públicos cerrados e impone la presentación de un pasaporte de vacunación para acceder a clubes nocturnos o espectáculos masivos.

Johnson transmitió este martes a su gabinete de Gobierno que los primeros indicios apuntan a que la variante ómicron del coronavirus es «más transmisible» que la delta.

Un portavoz de Downing Street, su despacho oficial, recalcó al mismo tiempo que es «demasiado pronto» para sacar conclusiones definitivas sobre la peligrosidad de la variante, en particular sobre la severidad de la enfermedad que provoca y su capacidad para evadir las defensas del sistema inmunitario.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y asesor médico del presidente Joe Biden, suavizó este martes la alarma suscitada por la extensión de la nueva variante ómicron a nivel mundial.

«Realmente debemos tener cuidado antes de concluir que sea menos grave o que realmente no cause ninguna enfermedad grave comparable a delta, pero hasta ahora las señales son un poco alentadoras», dijo en una entrevista. «No parece que haya un gran grado de severidad».

In this article