Rectifican la composición y el etiquetado de un chocolate blanco a la taza tras la denuncia de la OCU

La organización detectó que “este preparado para bebida sabor a chocolate blanco de la marca Paladín no tenía ni un gramo de chocolate en su composición, pero en el envase, se mostraban unas imágenes de onzas de chocolate blanco, que llevaban a confusión al consumidor”.

La Organización de Consumidores y Usuarios denunció, hace unos meses, que el chocolate blanco instantáneo de la marca Paladín era un producto “fake”, que se vende con una composición y/o etiquetado que no se corresponde con la realidad.

Revisando su etiquetado, detectaron que “este preparado para bebida sabor a chocolate blanco no tenía ni un gramo de chocolate en su composición, se limitaba a tener aroma a chocolate blanco y sin embargo, en el envase, en primer plano se mostraban unas imágenes de onzas de chocolate blanco, que llevaban a confusión al consumidor”.

La organización asegura que “cuando denunciamos que estos productos #Nocuelan queremos conseguir mejorar las cosas: que los consumidores sepan qué es lo que compran y consumen, y así conseguir un mercado más claro y transparente, con productos de mejor calidad o con un etiquetado correcto”.

La OCU se puso en contacto con el fabricante de Paladín, Idilia Foods, que acogió favorablemente las críticas y se comprometió a mejorar su producto. Tras la revisión, han eliminado las imágenes de onzas de chocolate blanco del envase y han modificado la composición, incorporando un 2,5% de chocolate blanco, un porcentaje muy bajo, según la organización, que recuerda que “el consumidor debe tener presente que este es un producto ultraprocesado, que en realidad no es chocolate, sino un preparado para bebida de sabor chocolate blanco”.

In this article