Pullmantur se declara en quiebra

La naviera Pullmantur ha presentado concurso de acreedores debido a las pérdidas que ha sufrido por la paralización de su actividad a causa de la crisis del Covid-19 y los problemas financieros que ya lastraba desde finales de 2019, según han indicado desde la compañía.

La quiebra de la empresa podría llegar a afectar a más de 150.000 usuarios que ya tendrían contratados viajes en algunos de los cruceros de Pullmantur. Por ello, FACUA-Consumidores en Acción reclama a la administración turística competente que aclare si la empresa de viajes en cruceros Pullmantur cuenta con un fondo de garantía suficiente para hacer frente a los reembolsos de los miles de pasajeros que se han visto afectados por la reciente quiebra de la compañía.

En la información precontractual y condiciones generales de crucero que ofrece la propia Pullmantur acerca de sus viajes combinados, viene recogido que «la empresa Pullmantur está cubierta por una garantía para reembolsarle los pagos realizados. […] Pullmantur ha suscrito una garantía de protección frente a la insolvencia con Accredited Insurance (Europe) LTD«.

FACUA recuerda que los afectados por la quiebra de Pullmantur tienen derecho a solicitar la resolución del contrato y la devolución de los importes que hubieran pagado al no poder realizarse el viaje.

De igual forma, la normativa también indica que en el caso de que exista una falta de conformidad en el contrato -como el hecho de que no pueda llevarse a cabo-, los usuarios podrán «poner fin al contrato sin pagar ninguna penalización y solicitar, en su caso, tanto una reducción del precio como una indemnización por los daños y perjuicios causados«.

Los consumidores afectados pueden dirigirse tanto a la agencia de viajes con la que contrataron el crucero como a Pullmantur como organizadora del crucero.

In this article