OCU avisa: Con las tarifas planas de electricidad pagarás hasta un 46% más

Las tarifas eléctricas son cada vez más complicadas y muchos usuarios buscan alternativas sencillas y que les permitan saber cuánto van a pagar. Con las tarifas planas, pagas una cuota mensual fija independientemente de cuánta energía consumas. El importe de la cuota te lo propone la empresa comercializadora basándose en los registros de consumo de la vivienda, que figuran en una base de datos accesible para todas las empresas.

Según ha publicado la Oficina del Consumidor (OCU),  las comercializadoras están promocionando con entusiasmo estas tarifas planas, que se presentan como “justas”, “sin sorpresas” y “honestas”, ya que apelan a la responsabilidad de los usuarios para que hagan un uso controlado de la energía. OCU ha realizado un estudio detallado de estas tarifas para saber qué hay de cierto en estas supuestas ventajas que anuncian con gran despliegue… y vemos que no son lo que anuncian, afirma OCU.

No son planas porque tienen límites

Para el estudio, OCU ha utilizado 100 viviendas, identificadas con el número CUPS y con sus datos de consumo históricos, y ha preguntado de forma anónima la cuota que pagarían con tarifa plana a todas las comercializadoras que las ofrecen.

Han incluido a Naturgy, que fue la primera compañía en lanzar una tarifa denominada Plana, aunque luego cambió su nombre a Tarifa Mes porque en realidad se trata de un bono que incluye un determinado consumo de kWh al año. Superada esa franquicia, cada kWh de más se factura a un precio con recargo ¡y qué precio! nada menos que 0,258 €/kWh, el doble de un precio razonable.

Los resultados del estudio indican que Holaluz, Podo, Endesa y Repsol sí ofrecen “tarifas planas”, entre comillas, porque en la práctica no admiten cualquier consumo, sino que imponen unos límites.

La más imprecisa es Holaluz, que apela a la responsabilidad del usuario para no excederse en el uso de la energía e indica también que suspendería la tarifa si se sobrepasa mucho el consumo habitual, pero sin señalar un límite concreto.

Endesa y Repsol indican que podrían cambiar de tarifa al usuario si se supera en un 30% el consumo respecto al año anterior y Podo lo eleva a un 50%. Sin embargo, todos tienen en común no indicar qué consumo han tomado de referencia para calcular las cuotas, por lo que difícilmente pueden los usuarios comprobar si están incurriendo en un exceso. De hecho, Endesa ha destacado por ofrecer una cuota mensual especialmente reducida en varias de las viviendas. Esto animaría a contratar su tarifa plana, aunque es probable que en la práctica se convierta en un problema si han tenido en cuenta, como parece, unos consumos históricos bastantes más bajos que los reales. Posiblemente unos meses después le “inviten“ a cambiar de tarifa.

Pagarás mucho más que con otras tarifas

El principal problema de estas tarifas es la elevada cuota fija mensual que proponen. Tras comparar cada tarifa plana, vemos un sobrecoste del 46% respecto a lo el usuario pagaría con tarifa PVPC (utilizando como referencia el precio medio los últimos 12 meses). Si, en vez de comparar con un precio variable e incierto como el PVPC, comparamos con una buena oferta con precio fijo, el sobrecoste es igualmente importante: un 30% más.

La propuesta de Naturgy es la menos interesante. La factura mensual medida de los 100 hogares incluidos en el análisis sería de 89,7 euros al mes.
Holaluz le sigue muy de cerca. Su tarifa plana ofrece un coste medio de 81,30 euros al mes.
Con Podo y Repsol la factura saldría por 71 euros.
Endesa ofrece la alternativa más económica con una cuota media de 68 euros al mes, sin incluir su promoción de una cuota mensual gratis.
En cualquier caso, todas ellas muy alejadas de los 51 euros al mes que pagaría un hogar con la tarifa PVPC (precios medios del último año) o los 59 euros que pagaría con una buena oferta con precio fijo.

Tampoco llegan a compensar si aumentas tu consumo porque, si te pasas mucho, las compañías dejarán de aplicar la tarifa plana o al menos la cuota revisada para el siguiente año será bastante superior. Incluso si incrementas tu gasto de energía hasta ese 30 % que te permitiría seguir manteniendo tu tarifa plana de luz, pagarías más que con una buena tarifa convencional en la mayoría de los casos.

In this article