OCU alerta de mascarillas filtrantes de alta protección que incumplen la normativa

Las mascarillas denunciadas son autofiltrantes, de uso profesional (FFP2 o equivalentes). Su uso está recomendado para el personal sanitario y personas que puedan estar en contacto con contagiados.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta de la posible presencia de mascarillas de uso profesional que incumplen la normativa de protección. Se trata de cuatro marcas de mascarillas tipo FFP2 o equivalente que no alcanzan a retener el 92% de partículas que, como mínimo, establece la normativa de la Unión Europea para esta categoría. La alerta, recogida por el Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea, tiene su origen en Bélgica, pero estas mascarillas podrían haberse comercializado por internet en otros países europeos.

Las cuatro mascarillas denunciadas son:

DADDY BABY. Protective Mask – Eearloop Face Mask. Ofrecen menos de un 49% de retención de partículas.
DADDY BABY. Protective Mask – Respiratory Protection. Ofrecen menos de un 76% de retención de partículas.
LIKELOVE. Self Suction Filter Type Anti Particle Respirator. Ofrecen menos de un 86% de retención de partículas.

Sin marca. Three Dimensional Protective Respiraor (disposable respirator). Ofrecen menos de un 76% de retención de partículas.

Este tipo de mascarillas autofiltrantes FFP2 y FFP3 (o las equivalentes N95, KN95) están recomendadas para el personal sanitario y aquellas personas que estén en contacto con contagiados, ya que protegen en ambos sentidos: tanto al contagiado como al que no lo está. OCU recuerda que en el resto de personas lo recomendado es la utilización de mascarillas higiénicas o quirúrgicas en sus desplazamientos o en lugares donde resulte difícil mantener la distancia social.

In this article