Nuevo bulo: No, Google no está instalando una APP de COVID sin tu permiso

Se trata de una actualización de Android e iOS para permitir que los usuarios puedan instalar aplicaciones de rastreo de contactos.

Tras numerosas consultas realizadas a maldita.es sobre una cadena de WhatsApp en la que se asegura que Google está instalando «secretamente» una aplicación de COVID-19 en nuestros móviles, sin informar a los usuarios. También dice que hay que seguir una serie de pasos por la configuración del móvil para ver si este está «infectado» y que con esta instalación se entra en el «estado de vigilancia». Os explicamos a qué se debe, pero no se trata de una aplicación de rastreo de coronavirus, sino de un sistema de notificaciones (un arreglo técnico para que una aplicación así funcione).

Los teléfonos que llevan el sistema operativo Android, de Google, se están actualizando para incluir una nueva característica: un sistema de notificaciones que permite que se pueda instalar en él una aplicación de rastreo de contactos de personas contagiadas por COVID-19. Esta sirve para que nuestro móvil pudiese avisarnos de que hemos estado en contacto con una persona enferma por coronavirus y que debemos tomar medidas. Desde maldita.es ya han hablado de estas aplicaciones y su relación con Google y Apple en este artículo. Esto no significa que se esté instalando una app nueva, sino que se está actualizando una que ya hay para que permita incluir estas adiciones técnicas.

Tanto Google como Apple anunciaron en abril que iban a trabajar conjuntamente para conseguir que todos los móviles Android e iOS (el sistema operativo de Apple), respectivamente, pudiesen incorporar una función técnica que permitiese instalar aplicaciones de rastreo.

Para que esa actualización que has visto en tu teléfono sirva para algo, se necesita una aplicación. Digamos que la actualización es el paso previo a la instalación de una app. Esa app, según dijeron Google y Apple cuando dieron este anuncio, sólo la pueden gestionar las autoridades sanitarias de un país. En nuestro caso, el Ministerio de Sanidad, y no cualquier empresa privada.

Texto original maldita.es -Contenido bajo licencia Creative Commons BY-SA 

In this article