No piques: La Policía alerta de carteristas que asaltan a ancianos con el viejo timo de la mancha

Ensucian la ropa de las víctimas con lo que aparenta ser excremento de paloma y luego les ‘limpian’ las pertenencias.

La Policía Nacional ha recibido en los últimos días tres denuncias por parte de otras tantas personas que han sido víctimas del conocido timo de la mancha. Aunque la técnica es vieja y forma parte de la escuela de carteristas, en este caso la han variado en el sentido de que el líquido que utilizan para ensuciar a las víctimas -la mayoría de la veces, ancianos- es uno viscoso y verdoso que simula ser excremento de paloma.

Como suele ser habitual en este tipo de delitos, los delincuentes eligen previamente a la persona a la que van a robar, bien porque lleva joyas aparentes o porque han observado cómo sacaba dinero de un banco, la siguen y cuando llegan a un lugar que consideran adecuado, le manchan la ropa. Acto seguido, se ofrecen amablemente para limpiársela y en un descuido le quitan las joyas o el dinero que se ha guardado.

Esta forma de actuar les proporciona un algo beneficio con un mínimo riesgo. Si no consiguen su propósito, la víctima se va con la mancha a su casa y no ocurre nada. Si llevan a cabo su objetivo, cuando el perjudicado se quiere dar cuenta, los carteristas ya han desaparecido.

Por otro lado, la Jefatura Superior de Policía de Aragón informó este lunes de la detención de B. A., de 47 años, S. K., de 41, y P. K. B, de 36, como presuntos autores de dos delitos de hurto.

Según estas fuentes, el primero de los hechos ocurrió en la calle Lasierra Purroy a las 11.30 del pasado día 29 de julio. Un hombre empujó a un anciano que acababa de sacar dinero de una sucursal bancaria y le sustrajo los 670 euros que se había guardado en el bolsillo. Tras la investigación llevada a cabo por los agentes del Grupo de Hurtos, el presunto autor fue identificado, detenido y puesto a disposición judicial.

El segundo delito se produjo el pasado 6 de agosto, a las 11.00, en el paseo de la Independencia. Según la Policía, dos varones sustrajeron al descuido los mil euros que una mujer había sacado de un cajero. Según estas fuentes, gracias a la colaboración de un ciudadano, testigo de los hechos, que siguió a los delincuentes y alertó a la Sala del 091, los autores fueron localizados y detenidos por una patrulla.

La Policía recoge en su Plan Mayor de Seguridad consejos para las personas mayores y les sugiere que cuando acudan al banco procuren ir acompañadas y eviten sacar grandes cantidades de dinero de una sola vez. También que desconfíen de quienes les abordan en la calle y les ofrecen la posibilidad de ganar mucho dinero en pocos minutos con loterías supuestamente premiadas o les muestran fajos de billetes.

In this article