Muere un cazador en Badajoz tras el disparo accidental de su hijo

La Guardia Civil ha explicado que en estos momentos se encuentra abierta una investigación para tratar de esclarecer como ocurrieron los hechos.

Un hombre de 40 años murió en la tarde de ayer al recibir un disparo fortuito de su hijo, menor de edad, cuando se encontraban cazando en una finca de Azuaga (Badajoz).

La Guardia Civil ha confirmado este suceso y ha explicado que en estos momentos se encuentra abierta una investigación para tratar de esclarecer como ocurrieron los hechos.

Asimismo, ha detallado que el accidente tuvo lugar por la tarde en una finca del término municipal de Azuaga, en el límite con la provincia de Córdoba.

El cazador y su hijo se había desplazado desde La Puebla del Río, en Sevilla, para practicar la media veda.

Según recoge la orden extremeña que regula el ejercicio de la caza, la media veda puede llevarse a cabo para codornices, tórtolas y palomas, de 7.00 a 11.00 horas y a partir de las 17.00 horas.

In this article