Muere de cáncer una mujer de 54 años tras seis meses esperando cita médica: los médicos le decían que eran «gases»

«Hay muchos casos así, no solo están muriendo personas de coronavirus», cuenta el hijo de la fallecida.

El pasado mes de septiembre a Leonor de 54 años, fallecía de cáncer de colon con metástasis, después de solicitar durante seis meses una cita médica presencial en Palencia. Hasta hoy, su familia, representada por su hijo Jonathan, no ha sido capaz de denunciar esta «negligencia médica», según informa COPE.

El joven de 27 años ha conseguido narrar la dolorosa historia sobre la pérdida de su madre, casi dos meses después de su muerte, con el fin de animar a que todo aquel que haya pasado por lo mismo, «lo cuente». Aunque reconoce que de poco vale denunciar los hechos vía judicial, pues “eso no nos va a devolver a mi madre”.

Todo este duro recorrido comenzaba en febrero, cuando Leonor, comenzó a sentirse tan mal del estómago que comer le suponía un suplicio. Después de acudir al médico, fue diagnosticada de “una falta de hierro y tenia que tomar unas pastillas. En ese momento ya tenia cáncer, aunque no se había terminado de manifestar».

Sin embargo, la mujer seguía sintiéndose mal durante marzo, cuando la familia intentó por primera vez acudir a consulta, sin conseguirlo por encontrarse en plena pandemia.

A partir de este instante, comenzó un largo recorrido marcado por cientos de llamadas, en busca de una cita presencial no concedida, y dolores persistentes en la víctima. Y es que mediante atención telefónica llegaron a decirle, en dos ocasiones, que “eran gases, que tomase Aerored”. Además, en ciertas etapas su estado de salud derivó en cuadros de fiebre, provocando pruebas PCR que siempre resultaron negativas.

“Será COVID, nos decían” pero “no todo es coronavirus, lo demuestran las 6 pruebas PCR negativas», critica la familia.

Hacia finales del mes de Agosto, seis meses después de los primeros síntomas, la situación de Leonor empeoró considerablemente. Los dolores llegaron a un punto que le obligó a presentarse en la consulta de su medico de cabecera. Pero “ni la miró” asegura Jonathan. El médico de familia la envió de urgencia al hospital Río Carrión, donde ”le detectaron un cáncer de colon con metástasis en el hígado”. 

“Mi madre duró dos semanas tras el diagnostico, 17 días” cuenta Jonathan, que se ha visto con fuerzas de contar el suceso de su madre, gracias a otros casos que han salido a la luz pública durante los últimos días.

“La gente tiene saberlo. Deben conocer que hay muchos casos así, no solo están muriendo personas de coronavirus, también hay pacientes con otras dolencias que deben atenderse. Mi madre tenia toda una vida por delante, era una mujer sana, hacia deporte y ahora sabemos que tenia un alto umbral para el dolor. Estamos destrozados”, argumenta el hijo, con la intención de ayudar a las personas que se encuentran en la misma situación.

In this article