Mata a su mujer y luego se suicida tirándose a la ría en Sestao (Vizcaya)

Cuando la Ertzaintza acudió a la casa del hombre a comunicar su deceso a la familia, halló el cadáver de su esposa y un hacha.

Un individuo ha matado a su esposa y después se ha suicidado tirándose a la ría del Nervión en la localidad vizcaína de Sestao, según han confirmado fuentes oficiales. La mujer presentaba un hachazo. El cuerpo del varón, de 57 años, ha sido avistado por unos paseantes unos minutos antes de las nueve de la mañana en la zona del espigón que separa la dársena de la Benedicta del cauce central de la ría. Se había ahogado.

Cuando la Ertzaintza ha acudido al domicilio familiar, ubicado en el número 33 de la calle La Iberia, sobre la una de la tarde para comunicar el suceso, los agentes han localizado a la mujer, de 56 años, muerta con signos claros de violencia. Se sospecha que se trata de un caso de violencia de género.

Hasta el lugar se han desplazado de inmediato, los servicios de investigación y de inspecciones. A tenor de los primeros indicios, todo indica se podría tratarse de un asesinato machista. Según algunos vecinos con los que he podido hablar este periódico, la pareja, que vivía sola, eran padres de dos mayores y una nieta.

Según las mismas fuentes, ella trabajaba como empleada de la limpieza en el colegio Amor Misericordioso donde habían estudiado sus hijos. Él, por su parte, trabajaba en la construcción, aunque llevaba dos años en paro. Su madre falleció hace cuantro años y desde entonces arrastraba, cuentan los allegados, «una depresión profunda».

Condena municipal
La conmoción en la localidad es absoluta. El Ayuntamiento ha convocado una concentración de condena mañana sábado a las 12:00 horas en la plaza del Kasco. Además se ha sumando a la manifestación convocada por Emari Sestaoko Talde Feminista, que ha citado a la ciudadanía el mismo día y en el mismo lugar pero a las 18:00 horas.

En un comunicado oficial el Consistorio ha expresado su «más enérgica condena y rechazo de esta brutal violencia machista». «Queremos mostrar nuestro apoyo y cercanía hacia su hija e hijo, familiares y a su entorno más cercano poniendo a su disposición los recursos psicológicos, jurídicos, sanitarios, de protección o de otra índole que sean necesarios», han expresado.

En el mismo documento, las autoridades municipales han recordado que «la violencia machista es una grave vulneración de los Derechos Humanos y un problema social de primer orden». «Esta violencia no es una acción o acciones aisladas, es un entramado de conductas explícitas, mensajes normalizados y simbólicos que estructuran nuestra sociedad con el objetivo último de mantener la subordinación de las mujeres a los hombres».

La Diputación Foral de Vizcaya, que ha anunciado que se suma a la concentración convocada por el Ayuntamiento sestaoarra, ha condenado esta muerte y proclamado «la absoluta obligación de erradicar todo signo de violencia, como desprecios, humillaciones y conductas denigrantes contra las mujeres, que son la base del asesinato machista». «Es preciso combatir los abusos del machismo en todos los ámbitos, desde el privado hasta el público, sin descuidar ninguna área de actuación», ha expresado en un comunicado la entidad foral.

Emakunde, por su parte, también ha censurado el asesinato y ha recordado que la violencia contra las mujeres es «la expresión más brutal de la desigualdad entre mujeres y hombres». «Se construye sobre relaciones de dominio y de desigualdad», ha asegurado en un comunicado.

In this article