Los sueldos podrían bajar en España a partir de septiembre

Un informe prevé que la bajada de salarios comenzará en el último cuatrimestre de 2020 y se mantendrá hasta 2021.

La consultora de recursos humanos CEINSA alerta de que a partir de septiembre, la retribución de aquellos trabajadores que posean un empleo puede descender entre un 2% y un 15%, según la situación de cada asalariado.

Dicha consultora remarca que los últimos meses de 2020 serán caves para el mercado de trabajo, puesto que el número de contrataciones realizadas en el último cuatrimestre suele ser un 15% mayor que la cifra de altas laborales durante el resto del año, según indica España Diario.

La creación de empleo se prevé complicada para los próximos años
Pese a todo, con la demanda en descenso en muchos sectores de actividad, la creación de empleo se prevé más complicada que otros años y el mantenimiento de los salarios también se convertirá en un imposible.

CEINSA considera que la reducción salarial será mas débil en los puestos de trabajo más cualificados, ya que dichas retribuciones descenderían entre un 2% y un 5%. Los que más sufrirían serían los trabajadores menos cualificados o de alta temporalidad. Sobre estos últimos, más relacionados con el turismo y el comercio minorista, la consultora afirma que podemos ver caídas retributivas de entre el 10% y el 15%.

La bajada de salarios será sensible a los trabajadores menos cualificados
Así las cosas, los puestos no directivos tendrían una caída de entre el 2% y el 4%. El ajuste en los ámbitos de dirección, la bajada se movería entre el 8% y el 13%. Ya en 2021 podrían seguir estas tendencias porque solo en la segunda mitad del año volverían a darse revisiones al alza de los salarios.

La rebaja de costes salariales puede seguir varios frentes: en un primer caso, se aplica de forma lineal sobre el conjunto de trabajadores; en un segundo supuesto, se fija solamente en las nuevas contrataciones.

En un tercer caso, las rebajas retributivas llegan con las reducciones de jornada y en un cuarto supuesto se produce la retirada de beneficios abonados en especie a los trabajadores (como los vales de comida o transporte). Y en un quinto supuesto, el ajuste puede volcarse a través del retraso a 2021 o 2022 de las subidas salariales acordadas en convenios o acuerdos entre trabajadores y empresas.

In this article