Los registros civiles contabilizan 16.000 muertos más de los datos oficiales por coronavirus

Justicia detecta 43.034 muertos más de lo habitual, frente a los 27.000 asignados por Sanidad al COVID-19.

El último de los informes públicos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria en España, conocidos como informes MoMo, señala que desde el pasado 13 de marzo hasta el 22 de mayo España ha tenido 43.034 muertos más de lo previsto. Aunque este crecimiento podría justificarse por los efectos del COVID-19, los fallecidos por el virus según los datos oficiales que ofrece el Gobierno ascienden al día de hoy a 27.117. Es decir, hay una diferencia en el crecimiento sobre la media habitual de 16.000 personas sobre los que no hay ninguna explicación oficial hasta ahora.

La información sobre mortalidad diaria por todas las causas se obtiene del Registro General de Registros Civiles y Notariados del Ministerio de Justicia, distribuidos entre todas las Comunidades Autónomas y que incluye las 52 capitales de provincia.

Los conocidos como informes MoMo, vigilan los excesos de mortalidad por cualquier causa procedentes de 3.929 registros civiles informatizados, que representan el 92% de la población española. Las estimaciones de mortalidad esperada se realizan mediante modelos restrictivos de medias históricas basados en la mortalidad observada del 1 de enero 2008 hasta un año previo a la fecha actual, procedente del Instituto Nacional de Estadística.

Del 13 de Marzo al 22 de fallo se han registrado en España un total de 120.851 muertes, de las que las esperadas eran 77.817. Supone por tanto un exceso de la media de un 55%, en concreto 43.034 casos. Según las estadísticas que ofrece a diario el Ministerio de Sanidad en España se han producido un total de 27.117 muertes por el COVID-19, por lo que arroja una diferencia de 16.000 fallecidos.

In this article