Los niveles de hierro en sangre podrían ser la clave para frenar el envejecimiento

La Universidad de Edimburgo y el Instituto Max Planck ha localizado los genes relacionado con el envejecimiento.

Los científicos de la Universidad de Edimburgo y el Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento en Alemania ha conseguido localizar los genes relacionado con el envejecimiento. Han aislado diez regiones del genoma vinculadas a una larga vida útil, la salud y la longevidad. Este descubrimiento podría dar la respuesta a porqué las personas envejecen a diferentes ritmos.

El estudio colaborativo de ambas entidades, publicado en la revista Nature Communications sostiene que mantener unos niveles saludables de hierroen sangre es la clave para envejecer mejor y con más calidad de vida -menos enfermedades asociadas a la edad-.

Para realizar este estudio se han analizado datos genéticos de más de un millón de personas atendiendo a tres parámentros: la vida útil, los años de vida sin enfermedades (duración de la salud) y una vida extremadamente larga (longevidad).

El envejecimiento biológico, la velocidad a la que nuestros cuerpos envejecen con el tiempo, varía entre las personas y conduce a afecciones peligrosas como enfermedades cardíacas, demencia y cáncer. Los conjuntos de genes vinculados al hierro estaban sobrerrepresentados en el análisis de las tres medidas de envejecimiento.

Los investigadores han concluído que los genes involucrados en el metabolismo del hierro en la sangre son en parte responsables de una vida larga y saludable.

¿Cómo controlar el hierro en mi organismo? 

El hierro en la sangre se ve afectado por la dieta. Unos niveles  muy altos o muy bajos están relacionados con las enfermedades asociadas a la edad como el Parkinson, enfermedades hepáticas y la dificultad del cuerpo para combatir infecciones en una edad avanzada.

Los investigadores dicen que diseñar un medicamento que pueda imitar la influencia de la variación genética en el metabolismo del hierro podría ser un paso para superar algunos de los efectos del envejecimiento, pero advierten de que se requiere aún más trabajo.

In this article