Los niños contagian la Covid tanto como los adultos a partir de los 10 años, según un nuevo estudio

El regreso del curso escolar nunca había sido un tema tan candente en pleno mes de julio, pero las circunstancias extraordinarias que vivimos, atenazados por una pandemia que amenaza con regresar tras haber conseguido sostenerla en primavera ha hecho de la vuelta al colegio un paso crucial de cara a la prevención de la Covid-19.

Si durante las últimas semanas habían aparecido varios estudios que rebajaban el riesgo de difusión del coronavirus en los colegios, esta semana ha sido publicado el adelanto de una nueva investigación llevada a cabo en Corea del Sur que alerta de que los niños tienen la misma capacidad contagiosa que los adultos a partir de los 10 años.

“Hemos mostrado que la transmisión en el hogar del SARS-CoV-2 ha sido alta entre pacientes contagiados de entre 10 y 19 años”, señala el doctor Young Joon Park, jefe de los investigadores del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades de Corea.

“Aunque la tasa de detección en los contactos de los niños en edad pre-escolar ha sido menor, los niños más jóvenes podrían mostrar tasas de contagio mayores cuando el cierre de los colegios termine, contribuyendo a la transmisión de la Covid-19”, añade Park.

Los investigadores surcoreanos monitorizaron los cerca de 60.000 contactos de 5.706 pacientes que habían dado positivo en un test en un país que ha sido alabado internacionalmente por su eficiente sistema de rastreo de contactos y que logró controlar la enfermedad en una fase muy temprana.

Los pacientes fueron divididos en cohortes de edad de 10 años y los resutlados finales son ilustrativos. El 18,6% de los contactos convivientes de los pacientes de entre 10 y 19 años se vieron infectados, la mayor tasa de contagio de entre todos los grupos de edad.

En contraste, los niños de entre 0 y 9 años solo contagiaron a un 5,3% de sus familiares o convivientes

Para los investigadores, estos datos certifican la efectividad del cierre de escuelas y de las normas de distanciamiento social, que habrían sido cumplidas mucho más estrictamente por los niños que por los adultos al no tener necesidad ni posibilidad de abandonar el hogar en ningún momento.

“La baja tasa de contagio entre los convivientes de los niños en edad pre-escolar en Corea del Sur podría ser atribuible a la distancia social durante este periodo. Además, un reciente estudio en Shenzhen, China, mostró que la proporción de niños infectados incrementó durante el brote de 2% a 13%, indicando la importancia de los cierres de escuelas”, señala el doctor Park.

También sirve para descartar que los preadolescentes y adolescentes tengan una menor capacidad de contagio que los adultos, lo que señala el grave riesgo que supone una reapertura de los centros de educación secundaria sin estrictas medidas de control.

In this article