Los médicos catalanes convocan cuatro días de huelga en la atención primaria

El sindicato denuncia que es la comunidad que más facultativos pierde porque se marchan al extranjero o a otras autonomías con mejores contratos y mayor calidad asistencial.

El sindicato Metges de Catalunya ha convocado a los médicos de los centros públicos de atención primaria catalanes a cuatro días de huelga, del 13 al 16 de octubre, para reclamar mejoras retributivas y protestar por el «desmantelamiento» del servicio por parte del Departamento de Salud. Concretamente están llamados al paro los médicos de familia, pediatras, ginecólogos, radiólogos y odontólogos, especifica 20 Minutos.

Javier O’Farrill y Elena Bartolozzi, portavoces del sindicato, han anunciado lo que han llamado una «huelga de la desesperación» -en un momento en que el sistema sanitario está tensionado a raíz de la pandemia del coronavirus-, por el «maltrato» que aseguran que sufren desde hace años los médicos de primaria en Cataluña, con condiciones laborales y retributivas que se sitúan a la cola de España.

Los portavoces han alertado de que las condiciones retributivas y laborales de los facultativos de los centros de primaria son «insostenibles», lo que está motivando que Cataluña sea la comunidad que más médicos pierde porque se marchan al extranjero o a otras autonomías con mejores contratos y mayor calidad asistencial, y exigen un aumento de plantilla para poder hacer frente a la Covid. Tras advertir de que la atención primaria en Cataluña está sufriendo un «colapso total» que lleva a muchos pacientes a migrar a las mutuas, han reclamado al Instituto Catalán de Sanidad (ICS) mejoras retributivas que les permitan retener a los médicos y que se respete su criterio al pedir pruebas y exploraciones complementarias.

El sindicato denuncia que los profesionales de primaria en Cataluña han perdido un 60% de poder adquisitivo acumulado en los últimos años y que la diferencia de salario respecto a médicos de otras comunidades es en ocasiones «abismal». En la comunidad catalana un facultativo raso cobra 2.408 euros mensuales frente a los 3.200 de Murcia, ha explicado O’Farril. Por esos motivos, exigen que se recupere el personal facultativo perdido en la última década, incrementar los salarios para compensar las pérdidas retributivas que se arrastran desde 2010, recobrar los tres días de asuntos propios recortados en los últimos años y aumentar la retribución de las guardias o jornadas nocturnas y festivas, entre otras reivindicaciones.

Asistir a los pacientes «como si fueran ganado»
Conscientes de que sus movilizaciones coinciden con un momento en que el sistema público de salud está tensionado por la pandemia, los portavoces de Metges de Catalunya han insistido en que no quieren ser «cómplices del desmantelamiento de la atención primaria» por parte del Departamento de Salud de la Generalitat y exigen más recursos para poder atender adecuadamente a los ciudadanos. Según O’Farril, el funcionamiento de los centros de primaria establecido a raíz de la pandemia, con un incremento de la atención telefónica frente a la presencial, los convierte en «peones» que se ven obligados a asistir a sus pacientes «como si fueran ganado».

El portavoz sindical, que ha recordado que los médicos han hecho su «mayor esfuerzo» frente a la crisis sanitaria, ha denunciado que la atención primaria perdió un millar de facultativos entre los años 2008 y 2018 que ahora permitirían atender a la población en mejores condiciones. En ese sentido, ha recalcado que los facultativos quieren atender a sus pacientes de forma presencial, así como que se aumenten los seis minutos de promedio por persona que tienen para la asistencia telefónica. «El 75% de la demanda que hace la población es al médico de cabecera, y hoy ese médico no puede atenderlo por falta de recursos», ha lamentado O’Farrill.

El portavoz del sindicato ha denunciado que el Departamento de Salud «no explica que no tiene capacidad para atender a la población» y que la división que se ha establecido en la red de primaria entre circuitos para casos de Covid y otras situaciones no permite «absorber la asistencia presencial» que se necesita.

Huelga «injusta e interesada»
El ICS ve «injusta e interesada» esta huelga en plena pandemia y ha recordado su «esfuerzo constante» por mejorar las retribuciones de los facultativos catalanes que, dice, han aumentado un 27 % en los últimos seis años.

Para el instituto, las demandas planteadas por el sindicato responden a un «análisis injusto, carente de respeto e interesado, en parte derivado de la actual situación de pandemia» y son actualmente «inasumibles» porque, en todo caso, deben abordarse en la mesa sectorial con el conjunto de representantes sindicales.

El comunicado defiende que para «salvar la atención primaria», una de las principales reivindicaciones de Metges de Catalunya, es necesaria una «visión de conjunto» de todos sus servicios y profesionales.

In this article