Los hospitales de Cataluña comienzan a notar la presión por el aumento de contagios del Covid-19

El Taulí y el Hospital de Vic constatan que las cifras de ingresos por Covid-19 se han disparado.

El aumento de contagios de coronavirus en Cataluña se está traduciendo ya en más presión asistencial en los hospitales catalanes, según han explicado diferentes responsables de los centros hospitalarios a la ACN. Este es uno de los grandes temores del Govern en esta pandemia y el motivo por el cual se están a punto de aplicar las nuevas restricciones, que entrarán en vigor a medianoche.

El Hospital Parc Taulí de Sabadell y el Hospital de Vic alertan que las cifras de ingresos ya se han «disparado», y el centro sabadellense teme un escenario de «saturación». Por el contrario, en el Hospital de Mar de Barcelona el incremento de hospitalizaciones todavía no se ha notado, pero sí las llegadas a Urgencias, que se han doblado. Lo mismo ocurre en Lleida, donde abrirán una segunda planta covid esta semana a Arnau de Vilanova.

Según los últimos datos disponibles, hay más de un millar de personas ingresadas en Cataluña por Covid-19, en concreto 1.024 pacientes, con un incremento de 40 personas en 24 horas. De estas, hay 189 a la UCI, diecisiete más en las últimas horas.

El Hospital Clínic de Barcelona también ha notado en los últimos días un crecimiento de los pacientes con coronavirus. Según fuentes del centro, la semana pasada el número de pacientes ingresados a causa de la covid-19 se situaba alrededor de los 30 y ahora se acerca a los 50. En la UCI, el número de pacientes con esta enfermedad era inferior a 10 la semana pasada y ahora son unos 12 o 13, según el día.

De momento el hospital barcelonés no ha tenido que aplicar medidas extraordinarias, pero cuenta con un plan de contingencia por si los casos aumentaran de forma considerable en los próximos días. Desde el Clínic subrayan que están «atentos» y «tensionados» y esperan que la ciudadanía siga las normas y medidas para evitar contagios.

Preocupa la carencia de enfermeras

El jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Parc Taulí de Sabadell, Manel Cervantes, ha asegurado a la ACN que la presión asistencial por la covid-19 ha ido a más desde finales de julio, pero en las últimas semanas esta tendencia se ha «disparado», eloque hace prever a los responsables del centro que se puede llegar pronto a un escenario de «saturación».

«Necesitaremos abrir más espacios en el hospital para covid-19 y esto querrá decir que no podremos seguir haciendo la actividad normal», lamenta. Aun así, los datos hoy por hoy todavía no son preocupantes. Con cifras del 13 de octubre, en el Taulí hay 86 pacientes ingresados por coronavirus, de los cuales 9 están en la UCI y el resto en planta.

En cuanto a los planes del centro, Cervantes detalla que están «preparados». Este mismo martes, de hecho, ya se han habilitado camas de hospitalización en el hotel Verdi de la ciudad para pacientes en fase de recuperación con el objetivo de no cerrar más plantas para covid-19 en el edificio principal del hospital. «Y si fuera muy mal también, podríamos abrir la pista de atletismo», recuerda el doctor Cervantes.

Eso sí, lo que más preocupa a los responsables del Taulí es la carencia actual de personal de enfermería. «Vamos muy justos», ha admitido el doctor. «Sufrimos mucho por lo que puede pasar en las próximas semanas, pero no por la carencia de espacios o de respiraderos, sino por las enfermeras», ha explicado.

También desde el Hospital de Bellvitge se constata un incremento de casos y de hospitalizaciones, pero indican que es asumible hasta ahora. En concreto, el centro ha pasado de tener 26 pacientes hospitalizados con PCR positiva el 7 de octubre a 38 pacientes el día 13. De estos, cuatro se encuentran en unidades de semicrítics y ocho en unidades de críticos.

Los ingresos Covid se disparan en Vic

Las hospitalizaciones en el Consorcio Hospitalario de Vic se han disparado a lo largo de la última semana. En el Hospital Universitario de Vic hay hospitalizadas 39 personas con covid-19, mientras que en el Hospital Universitario de la Santa Creu de Vic hay tres pacientes ingresados. La mayoría pertenecen en la franja de entre 60 y 70 años. También se ha detectado un auge en la UCI y los pacientes que llegan con síntomas covid a las urgencias del hospital rondan el 50% del total. Desde el consorcio, la directora asistencial, Rosa Maria Morral, reconoce a la ACN que a pesar de que no se vive la situación de la primera oleada, la situación “empieza a agraviarse”. Ahora mismo están realizando unas 200 PCR diarias, además de otras pruebas como los tests rápidos y los análisis de sangre.

De momento, explica Morral, el hospital puede mantener la actividad habitual y las intervenciones quirúrgicas. Por un lado, explica, porque el ritmo de casos no se asimila a los de la primera oleada, pero también destaca el hecho que ahora los ingresos «acostumbran a ser más cortos». También gracias a la incorporación de nuevos profesionales. Además, el hospital de Vic cuenta ahora con una nueva planta –estaba en obras en al primera oleada-, que se dirigirá inicialmente a pacientes de enfermedades infecciosas, con 25 camas.

En estos momentos, avanza Morral, el hospital trabaja con la voluntad de poder mantener la actividad «covid y no covid». En un segundo escenario, añade, se tendría que disminuir la actividad quirúrgica y, en el peor de casos, volver a limitarla exclusivamente a los pacientes afectados por el virus y reabrir la segunda unidad de críticos. «Esperamos no tener que llegar», dice la directora asistencial.

En Manresa, durante la última semana se han producido cinco muertos en el Hospital de Sant Joan de Déu y también se han disparado los ingresos. Se ha pasado de 10 a mediados de septiembre a 28 este miércoles. A raíz del incremento, este jueves está previsto que el Hospital de Sant Andreu abra una zona de aislamiento para pacientes con covid-19 con el objetivo de descongestionar el Hospital de Sant Joan de Déu. Habrá un total de 14 camas.

Calma tensa en Girona

El aumento de contagios de covid-19 se nota de forma ligera en los hospitales de las comarcas gerundenses, con un incremento del número de hospitalizaciones y de enfermos a las UCI durante la última semana. Actualmente, según datos de Salud, en los hospitales de la Región Sanitaria de Girona hay 112 personas ingresadas por coronavirus, de las cuales 20 en estado crítico.

«En los hospitales la presión asistencial es aceptable, sí que ha aumentado la actividad covid pero no de manera exagerada; es un incremento gradual que hoy por hoy no genera una presión muy importante y que podemos tolerar», ha afirmado el gerente del CatSalut en Girona, Miquel Carreras, en declaraciones a la ACN.

Las cifras actuales de ingresos están muy alejadas de los picos que se vivieron durante la primera ola de la pandemia,cuando se llegó a más de 650 personas hospitalizadas y 110 enfermos a la UCI. Según Carreras, habrá que analizar la situación «día a día». El gerente del CatSalut también remarca que los hospitales de la demarcación tienen a punto los planes de contingencia para dar respuesta a un eventual aumento de las necesidades de ingresos.

Actualmente hay unas sesenta plazas de UCI estructurales entre el Trueta y el Santa Caterina, con capacidad de ampliarlas hasta las 130 si hiciera falta. Salud ha analizado la respuesta en los hospitales durante la primera oleada y tiene una previsión de espacios dentro de las equipaciones sanitarias. Así, según ha concretado Carreras, no prevén tener que habilitar pabellones o equipaciones externas a los hospitales

Carreras también ha expuesto que cuentan con suficientes Equipos de Protección Individual (EPI) y respiraderos para la segunda oleada, pero admite que preocupa una posible carencia de profesionales, sobre todo de enfermería. Por eso, si hiciera falta, prevén poder incorporar otros perfiles de trabajadores para que liberen a los sanitarios de las tareas administrativas y así se puedan centrar en asistir los pacientes.

Según ha remarcado el gerente del CatSalut, el aumento de casos no se ha traducido en más presión en las urgencias de los hospitales porque es la atención primaria la encargada de hacer seguimiento de los posibles positivos de covid-19. En este sentido, ha recordado que Salud está desplegando un plan de refuerzo en los CAP para reducir presión a los profesionales.

In this article