Los expertos avisan de temperaturas «por encima de lo normal» pero aclaran que no se trata de una ola de calor

La desconcertante conexión de un periodista informando sobre las altas temperaturas en Toledo este jueves -con un tono irónico que señalaba, en definitiva, que el calor en verano es normal y que por lo tanto no es noticia- ha desatado la controversia en las redes sociales, e incluso en los telediarios, al despertar un debate sobre si realmente el hecho de que haga calor en verano debe ofrecerse, todos los años, como algo novedoso.

Ahora, en pleno mes de julio, vuelven los días calurosos y los meteorólogos advierten de la llegada de temperaturas «por encima de lo normal» en varias regiones del país, donde ya hay alertas naranjas y amarillas. Pero, ¿qué se considera como una temperatura normal? y ¿hasta qué punto es inusual que haga tanto calor en verano?

Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), explica a 20minutos que los climatólogos y meteorólogos utilizan un periodo de referencia de treinta años (1971-2010) para valorar las temperaturas. «La media para la ciudad de Toledo, por ejemplo, para un día como hoy ronda los 35ºC, y hoy está previsto que las temperaturas allí alcancen los 39 grados», cuenta, añadiendo que, por lo tanto, «estaremos hablando de temperaturas de unos cuatro grados por encima de la media».

No obstante, señala que las temperaturas altas, de tres o cuatro grados más, es «bastante habitual» en esta época del año, «sobre todo tratándose de la segunda quincena de julio, que es donde habitualmente los episodios de calor son más intensos». De hecho, estas fechas reciben el nombre de ‘canícula‘, que se refiere a la última quincena de junio en la que las temperaturas en toda España son bastante altas y es cuando se suelen producir las olas de calor.

Por eso, es importante lanzar avisos a la población, «porque puede ser peligroso, tanto para la vida de las personas como para las actividades humanas (agricultura, deporte, etc.)», advierte García, señalando que los umbrales de temperatura están consensuados con Protección Civil y son específicos para cada zona de España. «Obviamente, la ciudad de Sevilla tiene un umbral mas alto para el nivel amarillo, que alcanza casi los 40 grados», puntúa.

No son temperaturas «anormalmente altas»

En definitiva, el meteorólogo asegura que, lo único «fuera de lo normal» que puede considerarse, es el hecho de que las temperaturas marquen cuatro o cinco grados por encima de la media. «Cuando decimos que hay temperaturas por encima de lo normal es porque están por encima de la media de esos treinta años. Pero tampoco son anormalmente altas».

«No son anormalmente altas, por así decirlo», añade el meteorólogo, diciendo que «son altas porque estamos en un episodio de calor», pero que, en el mes de julio de otros años (el pasado, por ejemplo), «ya teníamos una buena ola de calor para estas fechas».

Preguntado sobre si la razón por la que las temperaturas marquen unos cuatro grados por encima de la media puede deberse al calentamiento global, García lo niega, y asegura que se debe a otros fenómenos. «Porque está el anticiclón, estamos en verano y no hay tantos movimientos, por si se acerca una masa de aire cálido o del Sáhara, que penetre sobre nosotros…», asegura.

Altas temperaturas, pero sin ola de calor

De momento, no hay ninguna predicción de una inminente ola de calor en España (según la definición de la AEMET), aunque las temperaturas sí que se mantendrán por encima de la media en las próximas semanas. «Normalmente en verano siempre se alcanza el nivel amarillo con bastante asiduidad», cuenta García, explicando que, para que se de una ola de calor, tienen que darse varios factores, como la persistencia en el tiempo (de al menos tres días), que se den muchas estaciones en el resto de España, y que sean temperaturas significativamente altas. «Es cuando ya se habla de una ola de calor, porque la persistencia en el tiempo muy peligrosa, ya que luego, las temperaturas nocturnas no bajan, el cuerpo se va cansando, y es peligroso sobretodo para las personas mayores», advierte.

«Nuestro aviso es básicamente avisar de que se va a llegar a esos umbrales. Luego Protección Civil lanza sus alertas, y ya los ayuntamientos (o lo que corresponda), hace llegar a la población la información junto con las recomendaciones pertinentes«, concluye el portavoz de la AEMET, que prevé que las altas temperaturas todavía duraran unas semanas más.

 

In this article