Los CDR levantan barricadas y queman contenedores en Barcelona al cumplirse un año de la sentencia del ‘procés’

La Guardia Urbana detuvo a un manifestante.

Unos 400 independentistas se manifestaron este miércoles en la plaza Urquinaona y la Via Laietana de Barcelona, en medio de un amplio dispositivo policial, al cumplirse el primer aniversario de la condena del Tribunal Supremo a la cúpula del procés, que dio paso a varias noches de disturbios en la capital catalana.

La manifestación, convocada por los autodenominados Comitès de Defensa de la República (CDR), transcurrió sin incidentes hasta su tramo final, cuando los manifestantes cruzaron algunos contenedores en la vía a modo de barricadas, quemaron al menos uno de ellos y provocaron daños en el material urbano, primero en el paseo de Colón y luego en La Rambla, donde tiraron al suelo mobiliario de las terrazas de los bares para obstaculizar el paso de las furgonetas policiales.

Los Mossos d’Esquadra alertaron varias veces por sus altavoces de que habría una intervención policial inminente, que finalmente no fue necesaria. Los manifestantes empezaron a correr tirando por el suelo todo lo que estaba en su camino: macetas, sillas y mesas.

Según informaron fuentes policiales, la Guardia Urbana detuvo a uno de los manifestantes por quemar un contenedor en La Rambla.

Algunos agentes de los Mossos salieron de las furgonetas y empezaron a perseguir corriendo a los manifestantes, sin cargar. Los CDR se disolvieron corriendo por distintas calles perpendiculares a La Rambla, bajo un helicóptero sobrevolando en el cielo. La protesta concluyó en torno las 22.30 horas.

Amplio dispositivo policial

Los CDR habían llamado a concentrarse bajo el lema «Sentenciem-los» (Sentenciémoslos) en la plaza Urquinaona, epicentro de las protestas del pasado año. La protesta independentista comenzó en Via Laietana hacia la altura de Jefatura de la Policía Nacional, escenario de varios enfrentamientos y cargas el pasado año y ante la que este miércoles hhabía varias furgonetas de los Mossos d’Esquadra.

Los Mossos han desplegado un amplio dispositivo policial en los alrededores de la plaza Urquinaona y en la Via Laietana, donde las protestas del pasado año se saldaron con centenares de independentistas detenidos y con varias críticas a la actuación policial, incluso desde el propio Govern, hechos por los que al menos 19 agentes -16 mossos y tres miembros de la Policía Nacional- están siendo investigados.

Los independentistas, que corearon consignas en contra de la policía y algunas habituales como «Las calles serán siempre nuestras» o «1 de octubre, ni olvido ni perdón», mostraron este miércoles una pancarta con el lema «La independencia se gana en la calle».

Al pasar junto a la la Jefatura Superior de Policía de Via Laietana dos manifestantes lanzaron huevos a los furgones de la policía y quemaron banderas de España que estaban colgadas en las farolas por la manifestación del pasado 12 de octubre. Día de la Hispanidad.

La manifestación se produjo tan solo unas horas después de que el Govern catalán pidiera limitar al máximo la actividad social para prevenir los contagios de coronavirus, ante el aumento de casos.

De hecho, durante la protesta, los Mossos avisaron a través de su sistema de megafonía que, debido a la pandemia, están prohibidas las reuniones de más de seis personas y que es obligatorio el uso de las mascarillas. 

In this article