Liberados los 20 rehenes del autobús secuestrado por un hombre armado en Ucrania

El ministro del Interior ucraniano, Anton Gerashchenko ha anunciado la liberación de los 20 pasajeros de un autobús que había sido secuestrado por un hombre armado y cargado con explosivos este martes en la localidad de Lutsk, al noreste de Ucrania. «Todos los rehenes son libres» ha publicado el político en su Facebook, adjuntando un vídeo de los afectados cruzando un paso de cebra, según recoge 20 minutos.

Hasta el momento se desconocen más detalles sobre la resolución del incidente, que ha durado más de diez horas.

Geraschenko ha ido aportando información sobre el incidente a medida que se iban conociendo detalles. Todo ha comenzado cuando un hombre ha llamado a la Policía para informar de que había secuestrado un autobús con una veintena de personas en su interior. El secuestrador decía estar armado y haber repartido explosivos por la zona.

Según informó el ministro del Interior, el hombre decía llamarse Maksim Krivosh, un expresidiario que supuestamente escribe bajo el seudónimo de Maksym Plokhoy. En una de sus obras, Plokhoy escribe: «solo hay una cosa que no puedo hacer es no ser un criminal». «He sido corregido durante 15 años [en referencia a su estancia en prisión], pero no he corregido, sino más bien al revés, me he convertido aún más en lo que soy».

Krivosh había pasado por la cárcel acusado de varios delitos graves entre los que se encontraban, tráfico de armas, fraude, robo o extorsión.

Medios locales afirmaron que el hombre supuestamente tenía un arma automática, granadas y dos bombas y se barajaba la posibilidad de que hubiera otro explosivo escondido «en otro lugar lleno de gente» en Lutsk. Según dichos medios el hombre, que padece trastornos mentales y acudió recientemente a un psiquiatra, ha afirmado que todos los artefactos colocados explotarán si no se cumplen sus demandas.

La plataforma de noticias Liveuamap informó de que el terrorista afirmaba que había otro autobús secuestrado en la ciudad. El hombre, que tiene cuenta de Twitter, ha publicado un vídeo aconsejando «no confiar en el sistema» en un comunicado que se podría alinear con la ideología anarquista.

Tras diez horas de negociaciones, Krivosh accedió a que la Policía llevara agua para que los prisioneros pudieran hidratarse y poco después permitió la liberación de los primeros tres rehenes: una anciana, una adolescente y una joven embarazada.

In this article