Lavar y desinfectar en tiempos de coronavirus: ¿cómo debemos hacerlo?

La mejor forma para limpiarte tú, tu casa, tus objetos y los alimentos que compras

A lo largo de estas semanas de crisis pandémica, desde Maldita Ciencia os hemos estado explicando cuáles son las mejores medidas de higiene para hacer frente al virus SARS-CoV-2 según las autoridades sanitarias.

La primera y más básica: lavarse las manos durante al menos 40 segundos

Es la medida más importante, repetida una y otra vez desde el principio: no te canses de lavarte las manos. Y con jabón, no vale solo con agua. Sabemos que ya te lo sabes, pero por si acaso aquí te explicamos cómo hacerlo correctamente. No te olvides de hacer todos los movimientos recomendados para limpiar todos los rincones de las manos. Un truco que puedes explicar a los niños es el de cantar dos veces Cumpleaños Feliz: el tiempo que se suele tardar es el adecuado para el lavado de las manos.

En general, hazlo siempre que hayas estado en lugares públicos, sobre todo si has tocado alguna superficie y si vas a trabajar y has estado en contacto con objetos que hayan tocado otras personas. Esta es una de las formas más eficaces de evitar que los microorganismos causantes de gran cantidad de enfermedades puedan contagiarnos, no solo el coronavirus.

Y si no puedo lavarme las manos, ¿me vale con un gel desinfectante?

Siempre es mejor lavarse las manos con agua y jabón, pero si nos encontramos en una situación en la que no tenemos un grifo y unas gotas de jabón a mano, podemos usar los geles desinfectantes. Los de base de alcohol son los más efectivos. Deben contener al menos un 60% de alcohol. ¿Qué hacen las moléculas de alcohol? Dos cosas: disuelven la capa grasa externa del virus y dañan la estructura de las proteínas del virus, destruyéndolo.

El lavado adecuado con desinfectante requiere algo menos de tiempo, de entre 20 a 30 segundos. En la palma de la mano en una dosis de producto suficiente para cubrir todas las superficies. Los movimientos son los mismos que hay que hacer con agua y jabón, éstos.

¿Y cómo desinfecto objetos o superficies que podrían haber entrado en contacto con el virus?

El Ministerio de Sanidad el 8 de abril publicó un listado de productos virucidas autorizados en España tanto por su nombre comercial, su sustancia activa o su forma de aplicación.

Estos productos son, además de la lejía o hipoclorito sódico, el ácido láctico, el agua oxigenada o peróxido de hidrógeno, el etanol o alcohol, el cloruro de didecildimetil amonio y el glutaraldehido, entre otros.

Para limitarse a los productos más comunes, recordamos que el alcohol de 70º o desinfectantes como la lejía (hipoclorito sódico al 0,1%), son válidos para superficies

¿Cómo podemos higienizar las mascarillas?

Lo primero que hay que tener claro es que reutilizar una mascarilla pensada para un solo uso no es lo ideal y no hay un método respaldado por instituciones científicas o sanitarias para hacerlo. También conviene aclarar que estas indicaciones no están pensadas para aquellas personas que deben llevar mascarilla en su centro de trabajo, que en ningún caso deben llevarlas a sus casas para esterilizarlas. En esos casos son las empresas o instituciones las que deben proporcionar material adecuado a sus trabajadores

Aun así, ante la escasez generalizada de este producto, científicos de varias universidades y centros de investigación estadounidenses, han reunido aquí toda la evidencias disponibles para elaborar una guía lo más eficaz y segura posible, aunque dejan claro en la presentación de la iniciativa que no respaldan ningún procedimiento en concreto y que los resultados hay que aplicarlos con cautela.

Según los resultados publicados por esta iniciativa, hay tres modos especialmente prometedores de desinfectar una mascarilla: utilizando calor, utilizando radiación ultravioleta y utilizando vapor de agua oxigenada.

Los científicos americanos han recopilado también algunos métodos de desinfección que no conviene aplicar a estas mascarillas ya que pueden estropearlas hasta el punto de dejarlas inservibles.

Los métodos que descartan son:

  • agua y jabón: «empapar las mascarillas en agua jabonosa degrada los filtros de las mascarillas», explican.
  • alcohol: de nuevo, utilizar métodos líquidos con alcohol degrada las mascarillas. «Esto incluye desinfectantes líquidos que incluyan el alcohol como ingrediente, soluciones de manos hidroalcohólicas y toallitas húmedas desinfectantes que contengan alcohol».
  • inmersión en lejía: como en los casos anteriores, sumergir las mascarillas en líquido no es recomendable ya que puede degradar los filtros. Sin embargo, los científicos hacen algunas consideraciones respecto a la lejía. Según sus resultados, pasar una toalla o paño humedecido en lejía tres veces por la mascarilla no daña la mayoría de los filtros analizados y sí podría tener un efecto desinfectante. A cambio, la lejía es un producto con riesgos para la salud, especialmente para las personas asmáticas o especialmente sensibles.
  • dejar la mascarilla airearse por la noche: el SARS-CoV-2 puede aguantar varios días en superficies, explican los científicos, así que «mantener la mascarilla a temperatura ambiente durante la noche no es una descontaminación suficiente».

¿Cómo manejar con seguridad frutas y verduras?
Si te preocupa un posible contagio a través de los alimentos, especialmente por las frutas y verduras que hayas comprado y traído a casa, puedes seguir estas instrucciones para quedarte tranquilo.

Una vez llegamos a casa, hay que prestar especial atención a no tocarnos la cara y comprobar que las superficies están limpias, lavarnos las manos, abrir las bolsas, sacar los productos y volver a lavarlas después. La contaminación por envases es remota, porque no deberíamos hablar ni toser sobre ellos; pero si queremos limpiarlos, podemos hacerlo con un paño y lejía diluida (dos cucharadas soperas por litro).

«En el caso de fruta y verdura también tenemos que lavarla, bajo un chorro de agua fría frotando bien. Si queremos dejarla en remojo con líquido desinfectante, debemos asegurarnos de que este sea de uso alimentario y de aclararlo bien después, para eliminar los restos que pudieran quedar», indica Gemma del Caño experta en industria alimentaria. Y concluye recordando que, al acabar, debemos lavarnos las manos de nuevo.

¿Y qué hago con los otros objetos (coches, zapatos, cartera, llaves…)?

El Ministerio de Sanidad aconseja:

  • Si utilizas el coche, lávalo con frecuencia, especialmente en las partes que más se tocan (tiradores de las puertas, agarraderos, volante, palanca de cambios…).
  • Quítate los zapatos y déjalos en la puerta.
  • Deja en una caja en la entrada objetos que no vayas a necesitar en casa, como la cartera o las llaves.
  • Desinfecta objetos que hayas tocado estando fuera, como las gafas o el móvil. Hazlo utilizando pañuelos desechables y agua y jabón o una solución alcohólica.
  • Si has estado en un ambiente cerrado con otras personas, quítate la ropa sin sacudirla y guárdala en una bolsa hasta ponértela para volver a salir o hasta lavarla en agua caliente.

Texto original maldita.es-Contenido bajo licencia Creative Commons BY-SA

In this article