Las manifestaciones masivas contra el Gobierno de Perú dejan dos muertos y al menos cuatro heridos

Las marchas se han convocado de forma espontánea a través de las redes sociales para protestar contra el actual Ejecutivo, al que consideran una prolongación de «la vieja política».

La zozobra política en Perú alcanzó este sábado un punto álgido con una nueva y masiva movilización contra el Gobierno de transición de Manuel Merino, cuya dura represión dejó al menos dos muertos que ahondan tanto el sólido rechazo a su figura como a su cada vez mayor debilidad.

Como recoge el portal 20 Minutos, decenas de miles de peruanos marcharon por calles y avenidas de todo el país en una movilización de rechazo espontánea, coordinada tan solo a través de redes sociales, sin líderes ni portavoces, muy diversa, mayoritariamente joven y con una dominante presencia femenina.

En Lima, la marcha desató duras escenas de violencia y represión que se saldaron con dos fallecidos. Los dos jóvenes, identificados como Jack Brian Pintado Sánchez (de 22 años) y Jordan Inti Sotelo Camargo (24), murieron durante las manifestaciones contra el Gobierno de Manuel Merino en la noche del sábado. Pintado falleció por «múltiples orificios en rostro y cara por proyectil de arma de fuego», según el parte médico publicado por la Policía Nacional de Perú durante la madrugada de este domingo. Sotelo Camargo murió a causa de «un proyectil de arma de fuego en el tórax, a la altura del corazón».

Además, también hay, al menos, cuatro heridos después de que la Policía cargara contra los manifestantes en Lima cuando estos se dirigían al Congreso, según ha narrado el diario local El Comercio.

Mayor fuerza

La movilización fue, si cabe, mayor que la de este pasado jueves, y en Lima volvieron a verse las mismas imágenes de apoyo masivo a las protestas en la céntrica plaza San Martín, donde se congregaron más de 15.000 personas a las que añadir varios miles más que marcharon en otros lugares de la capital.

Las fuerzas de seguridad han lanzado botes de gas lacrimógeno y disparado perdigones de goma contra las víctimas, una práctica denunciada por numerosas organizaciones internacionales desde el comienzo de las protestas, ya que es una munición que solo debe usarse si el agente ve su vida en peligro, de acuerdo a las guías internacionales.

Las manifestaciones han sido convocadas a través de las redes sociales en las principales ciudades de Perú con lemas como «Fuera Merino», «Que se vayan todos» o «¡Nueva Constitución ahora!», en lo que es considerado por los organizadores como la Segunda Marcha Nacional.

Inicio de las protestas

Las movilizaciones tienen en el punto de mira al presidente Merino y a su jefe de Gabinete, Ántero Flores-Aráoz.

Martín Vizcarra fue destituido el pasado lunes, 9 de noviembre, día en el que comenzaron las protestas. La moción de censura fue impulsada tras salir a la luz pública pruebas de su implicación en presuntos casos de corrupción.

Sin embargo, con el país en medio de la pandemia y unas elecciones generales convocadas para abril de 2021, amplias capas sociales habían abogado porque el ya expresidente fuera juzgado al terminar su mandato y han salido a la calle a protestar contra lo que consideran una prolongación de «la vieja política».

Las protestas han sido apoyadas por parte del espectro político del país. Tras los incidentes de este sábado, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, ha pedido la dimisión de Merino en Twitter.

Dimisiones

Nueve ministros del gabinete de Flores-Aráoz han dimitido: Patricia Teullet (ministra de la Mujer), Abel Salinas (ministro de Salud), Fernando Hurtado Pascual (ministro de Agricultura), Delia Muñoz (ministra de Justicia y Derechos Humanos), María del Carmen de Reparaz Zamora (ministra de Cultura), María Seminario (ministra de Comercio Exterior y Turismo), Federico Tong (ministro de Desarrollo e Inclusión Social), Fernando D´Alessio (ministro de Educación) e Hilda Sandoval (ministra de Vivienda).

El presidente del Congreso de Perú, Luis Valdez, ha pedido este sábado la renuncia del presidente, Manuel Merino, que asumió su cargo el pasado lunes, después de la muerte de dos manifestantes en unas protestas anti Gobierno.

Valdez ha convocado a la junta de portavoces a las 08.00 horas de este domingo (14.00 horas peninsulares) para evaluar la renuncia del presidente y «hallar la forma de solucionar la crisis política» y que «no se vaya de las manos», ha señalado en la cadena de televisión Canal N, pero ha pedido a Merino que «pueda evaluar su inmediata renuncia».

El presidente del Congreso ha subrayado que asumirá «las responsabilidades que haya que asumir» y que la Mesa Directiva del organismo legislativo «darán un paso al costado» y no serán parte de la elección del nuevo Gobierno interino. Además, Valdez ha asegurado que dejará de ser presidente del Congreso.

Poco antes de la marcha, Flores-Aráoz declaró ante la prensa que pese a las protestas, que había dicho no saber a qué se debían, el presidente no pensaba dimitir por que muchos peruanos lo respaldan.

«Tiene millones de peruanos que lo respaldan, lamentablemente están en sus casas. No los invitaría a salir», dijo en declaraciones al Canal N.

Flores-Aráoz pidió «tranquilidad» y conversar con aquellos que se encuentran en contra de la sucesión presidencial, pues «la política es diálogo, no imposición».

In this article