Las empresas tendrán que compensar económicamente a los empleados el teletrabajo

Existen diferentes fórmulas para abonar la cantidad establecida a los trabajadores por trabajar voluntariamente desde casa

En España, la pandemia y la necesidad de mantener la distancia social han provocado que más de tres millones de trabajadores, más del 16%, se hayan pasado al teletrabajo. Esto es cuatro veces más que el año pasado. Y con la consolidación progresiva de esta forma de trabajar, empresarios y empleados aprenden a adaptarse a ella.

La patronal defiende el potencial que tiene el teletrabajo pero también alerta sobre sus consecuencias negativas: el compromiso de los trabajadores, la productividad real, la invasión del tiempo y el espacio privados, la escasa preparación de los jefes para gestionar equipos virtuales, los conflictos familiares y los efectos psicológicos y físicos de la soledad.

Por su lado, los sindicatos denuncian jornadas de sol a sol, horas extras sin abonar ni compensar, y la imposibilidad de acogerse al derecho a la desconexión digital. Además, gran parte de las plantillas han tenido que soportar los gastos derivados de la actividad y no cuentas con el material adecuado para el desempeño de sus funciones.

Patronal y sindicatos trabajan ahora con el Gobierno en la Ley del Teletrabajo para regular esta novedosa forma de trabajar. El anteproyecto de ley contempla que el empresario se haga cargo de los gastos derivados del desempeño de las tareas desde casa.

La normativa contempla mecanismo de compensación de gastos. La compañía estará obligada a aportar todos los medios necesarios para la actividad laboral, y el trabajador tiene derecho a ser compensado por cualquier gasto, directo o indirecto. Pero no se establecerá una fórmula de cálculo fija y común.

In this article