Las dracónidas llenan los cielos desde este martes: cómo, cuándo y dónde disfrutar de este espectáculo cósmico

Después, las oriónidas decorarán el firmamento nocturno otoñal hasta el día 7 de noviembre.

Termina el verano pero no las lluvias de estrellas; el otoño se estrena decorando el cielo con las dracónidas del 6 al 11 de octubre. Provienen del cometa 21P/Giacobini-Zinner y, aunque su paso es modesto, conviene localizar la constelación de Draco para verlas más fácilmente.

Las protagonistas de esta lluvia de estrellas otoñal tienen menos fuerza que las que estamos acostumbrados a ver en verano. La frecuencia de paso es menor, así como la velocidad. Este año se podrán divisar 20 meteoros por hora, que cruzarán el cielo a unos 20 kilómetros por segundo (km/s) solamente desde el hemisferio norte.

Aunque se espera un espectáculo modesto, lo cierto es que durante los años 1933 y 1946 se dieron unas impresionantes exhibiciones, con una tasa de miles de meteoros por hora. También en octubre de 2011, a pesar de que la Luna dificultaba la observación, se contabilizaron más de 600 meteoros por hora.

Consejos para una mejor visualización

Si queremos asistir a este espectáculo natural nocturno lo mejor es elegir la noche del 7 al 8 de octubre, que será el momento de máxima actividad. Como el brillo de la Luna será intenso, es probable que dificulte un poco la visibilidad del firmamento, por lo que lo ideal es dirigir la mirada al cielo antes de la salida del satélite.

Como en la mayoría de fenómenos de este tipo, es buena idea alejarse de los núcleos poblacionales para huir de la contaminación lumínica. Las dracónidas se pueden observar a simple vista, pero se disfrutarán más si tenemos a nuestra disposición algún tipo de instrumento óptico como prismáticos o telescopios.

También es recomendable llegar al lugar donde tenemos prevista la visualización al menos una hora antes de que comience, para acostumbrar la vista a la oscuridad y así facilitar mucho que nuestros ojos capten las estelas fugaces de las estrellas.

¿Cuál será el estado del cielo?

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para la noche del 7 al 8 de octubre (fecha de máxima actividad) que haya cielos poco nubosos o despejados o con nubes altas en la mayor parte del país. Hacia la mañana del jueves 8 se esperan posibles nubes bajas y brumas en el entorno del norte de Castilla y León y Galicia. En Canarias habrá intervalos nubosos en el norte de las islas.

Un cielo despejado es condición casi indispensable para poder ver las lluvias de estrellas. Si bien las nubes irán evolucionando a lo largo de la noche, es probable que la visibilidad sea buena en prácticamente todo el territorio español la noche del miércoles al jueves.

¿Por qué suceden las dracónidas?

Según el Observatorio Astronómico Nacional, las dracónidas ocurren cuando la Tierra atraviesa el anillo formado por los fragmentos desprendidos del cometa 21P/Giacobini-Zinner, por lo que esta lluvia de meteoros también recibe el nombre de las giacobínidas. Cuando uno de esos fragmentos (o meteoroides) entra en contacto con la atmósfera terrestre, se calcina por la fricción con el aire creando así el resplandor luminoso que conocemos como meteoro o estrella fugaz.

El lugar de donde parecen salir las estrellas fugaces de denomina radiante y su localización se suele utilizar para nombrar la lluvia de meteoros. El radiante dracónidas se encuentra en la constelación de Draco o el Dragón.

¿Cómo se producen las lluvias de estrellas?

El Observatorio Astronómico Nacional explica que las lluvias de meteoros se producen con la penetración de una partícula de materia (meteoroide) en la atmósfera a gran velocidad. La vaporización de la partícula por su colisión con las moléculas del aire produce una luminosidad que hace observable este fenómeno.

Son visibles durante más o menos una fracción de segundo. La altura a la que el meteoro se hace visible es del orden de 100 kilómetros, aunque depende un poco de la velocidad de penetración, evaporándose a mayor altura las partículas que inciden a mayor velocidad.

Lluvias de estrellas hasta noviembre

Las dracónidas no es la única lluvia de estrellas que surcará el cielo este otoño; las oriónidas serán visibles también hasta el día 7 de noviembre. Son modestas, igual que las de la constelación de Draco, y su tasa de actividad varía entre los 15 y 70 meteoros por hora a una velocidad de 66 km/s, alcanzando la máxima actividad en la noche del 21 al 22 de octubre.

Esta lluvia de estrellas viene asociada a la estela del cometa 1/P Halley, cuyas partículas se calcinan en nuestra atmósfera dejando ese destello tan impactante. El momento ideal para verlas es tras la puesta de la Luna, aunque dependerá también de la meteorología.

In this article