La vacuna contra el COVID-19 de China estará «probablemente en diciembre» y costará 121 euros

Hasta ahora, China cuenta con cinco posibles vacunas que han alcanzado al menos la segunda fase de pruebas.

El presidente la empresa estatal China National Biotec Group, parte de la farmacéutica Sinopharm, Liu Jingzhen, aseguró que la vacuna contra el coronavirus en la que trabaja el grupo estará lista «probablemente en diciembre» a un precio menor de 1.000 yuanes (144 dólares, 121 euros), según informa 20 minutos.

La vacuna se empezará a comercializar una vez termine la tercera fase de pruebas, la cual se está llevando a cabo en Emiratos Árabes Unidos, aseguró Liu. También agregó que el precio de esta vacuna no superará los 1.000 yuanes para las dos dosis que serán necesarias, y que la prioridad para administrarla en China serán los estudiantes y quienes trabajen en las ciudades.

Según un estudio publicado esta semana en The Journal of the American Medical Association en base a los ensayos clínicos de las fases 1 y 2, «la vacuna candidata de Sinopharm es segura y genera una respuesta inmune».

La investigación incluye datos sobre 320 voluntarios de entre 18 y 59 años, de los cuales 96 participaron en ensayos clínicos de la fase 1 y 224 tomaron parte en la fase 2.

Los resultados mostraron que la vacuna indujo eficazmente anticuerpos neutralizantes en los voluntarios y demostró una buena inmunogenicidad, es decir la capacidad de una sustancia para desencadenar una respuesta inmune.

Por otra parte, la Oficina Estatal china de Propiedad Intelectual (SIPO, siglas en inglés) aprobó recientemente la primera patente de otra candidata a vacuna contra la COVID-19, también en la tercera fase de pruebas, que podría «ser producida en masa en un breve periodo de tiempo».

Esa vacuna, desarrollada por el Instituto Científico Militar y la compañía biofarmacéutica china CanSino Biologics, comenzó a usarse a finales de junio en el Ejército chino después de que un equipo dirigido por el investigador Chen Wei descubriera un anticuerpo monoclonal neutralizante altamente eficiente.

Hasta el momento, China cuenta con cinco posibles vacunas que han alcanzado al menos la segunda fase de pruebas, de las cuales una se basa en un vector viral -un adenovirus, en este caso- para transportar partes del coronavirus y las otras cuatro, en una versión inactivada del agente infeccioso causante de la pandemia de la COVID-19.

Habitualmente, el período para que una vacuna pueda estar disponible para su uso a nivel masivo es de, al menos, entre 12 y 18 meses, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque Pekín ha acelerado los procesos debido a la emergencia sanitaria y ha permitido que se lleven a cabo al mismo tiempo algunos estudios en diferentes fases.

In this article