La reapertura de las escuelas pende de un hilo, según los expertos

La vuelta a los centros educativos podría aumentar los contagios considerablemente según un estudio.

Una investigación llevada a cabo por un grupo de expertos de Corea del Sur a partir del análisis a 65.000 personas ha descubierto que los niños de entre 10 y 19 años son capaces de transmitir el coronavrius tan bien como los adultos, recoge España Diario.

Por lo tanto, estos hallazgos indican que con la reapertura de los centros educativos, el número de positivos volverá a elevarse. Michael Osterholm, experto en enfermedades contagiosas de la Universidad de Minnesota ha manifestado que «Habrá transmisión. Lo que tenemos que hacer es aceptar eso ahora e incluirlo en nuestros planes».

Niños y adultos contagian por igual
«Me temo que ha habido la sensación de que los niños simplemente no se infectarán o no se infectarán de la misma manera que los adultos y que, por lo tanto, son casi como una población burbujeante», añade. Sin embargo, eso no es cierto, si bien es verdad que los menores de 10 años transmiten con mucha menos frecuencia que los adultos, el riesgo de contagio no es cero.

Además, este nuevo estudio se ha realizado con una gran cantidad de gente, al contrario que los que se habían hecho hasta el momento, que según el director del Harvard Global Health Institute, Ashish Jha, esos eran muy imperfectos y pequeños.

Este nuevo análisis también ha tenido en cuenta que los más pequeños suelen ser más propensos a ser asintomáticos. «Se realiza con mucho cuidado, es sistemático y analiza una población muy grande. Es uno de los mejores estudios que hemos tenido hasta la fecha sobre esto», explica Jha.

Medidas de seguridad en centros educativos
Además, en el informe se ha dejado claro que las escuelas deberán prepararse para actuar frente a futuros brotes, pues se prevé que las infecciones aumenten cuando estas abran. «Los niños pequeños puede que muestren tasas de contagio más altas cuando finalice el cierre de las escuelas, lo que podría contribuir a la transmisión comunitaria de la Covid-19».

Los centros también deberán introducir medidas de seguridad para intentar evitar que los positivos se extiendan rápidamente. Tendrán que implementar distanciamiento físico, higiene de manos y mascarillas, e incluso podría ser necesario realizar tests —tanto a los estudiantes como al personal de trabajo— y solicitar a algunas personas que realicen una cuarentena.

En España está previsto que las escuelas vuelvan a abrir sus puertas para sus alumnos de forma presencial el próximo mes de septiembre, adoptando algunas medidas de seguridad tales como la distancia interpersonal de 1,5 metros, las mascarillas y el constante lavado de manos.

No obstante, saber qué sucederá con la reapertura de los centros educativos todavía es una incertidumbre: en algunos países —como Dinamarca y Finlandia— se han reabierto con éxito, pero en otros —como China, Israel y Corea del Sur— han tenido que volverlas a cerrar. Lo que sí es seguro es que es un desafío enorme, teniendo en cuenta que hay muy poca información sobre la transmisión dentro de los colegios y que la que hay no tiene un veredicto muy favorable.

In this article