La Policía Nacional desarticula el «capítulo» de Dominican Don’t Play en Torrejón de Ardoz

Agentes de la Policía Nacional, en una operación contra bandas latinas desarrollada en Madrid, han desarticulado el «capítulo» de los Dominicans Don’t Play en la localidad de Torrejón de Ardoz  (Madrid).

En la operación se ha arrestado a la cúpula de la banda DDP’s y a toda su estructura intermedia que, presuntamente, captaban a jóvenes de edades comprendidas entre los 12 y 16 años a los que, a cambio de una cuota semanal y obediencia ciega, ofrecían protección y una «familia». Además, han detenido a tres integrantes de la banda de los Trinitarios que, presuntamente, apuñalaron a tres jóvenes en un parque de Carabanchel a finales del mes pasado.

La investigación se inició a finales del mes pasado cuando los agentes especializados en bandas latinas detectaron un incremento de su actividad en la localidad de Torrejón de Ardoz. Por otro lado, se produjo una «caída» en el distrito madrileño de Carabanchel por parte de posibles integrantes de la banda de los Trinitarios, en la que tres jóvenes sufrieron heridas de distinta consideración por arma blanca.

Durante la investigación se pudo identificar a estos menores, comprobando que eran reclutados por integrantes del «capítulo» para cometer acciones delictivas y, de esta forma, abonar una cuota semanal a cambio de protección y de estar bajo el cobijo de la «familia». En los casos en lo que no podían hacer frente a la cuota, no asistir a reuniones o no obedecer a determinadas órdenes –ir a agredir a otros jóvenes o cometer atracos-, eran castigados con distintas agresiones en función de la gravedad que la organización atribuía a la desobediencia.

Además los investigadores averiguaron que cuando los menores manifestaban su intención de abandonar la banda eran sometidos a agresiones o amenazas mayores, así como a un incremento de la cuantía de las cuotas semanales.

Tras analizar todos los datos y conocer el funcionamiento del grupo, se determinó la estructura interna y las funciones de cada uno de sus miembros, elaborando un dispositivo en el que se detuvo de manera simultánea a los siete responsables del «capítulo». Los arrestados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial y de la Fiscalía de Menores tras imputarles delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión y coacciones graves.

 

In this article