La Policía disuelve una fiesta ilegal con 16 participantes junto al cementerio de Valencia

Uno de los jóvenes saltó un muro para intentar escapar cuando se percató de la presencia policial, pero acabó siendo detenido tras requisarle los agentes una navaja.

Agentes de la Policía Nacional han desalojado este sábado una fiesta ilegal celebrada en una casa abandonada junto al cementerio de Benimaclet (Valencia) y han levantado acta de sanción a los 16 participantes, de entre 20 y 32 años de edad, por incumplir la normativa COVID.

Los agentes recibieron un aviso sobre las 19.20 horas de este sábado que alertaba de la celebración de una posible fiesta ilegal en una casa abandonada junto al camposanto, según han informado fuentes policiales.

Hasta el lugar acudieron cuatro patrullas, que encontraron varios vehículos aparcados en el exterior del inmueble. Cuando accedieron al interior, desde donde provenía un «fuerte ruido» de música, observaron a multitud de jóvenes consumiendo alcohol, fumando y todos ellos sin mascarilla y en grupos de más de seis personas.

En el momento en que se percataron de la presencia policial, uno de los jóvenes saltó un muro para intentar escapar, pero los agentes lograron atraparlo. Ante el caso omiso a las indicaciones de los agentes y tras negarse a colocarse la mascarilla y comenzar a gritar, fue reducido. En el forcejeo, propinó una patada a una agente.

Al intentar reducir al joven de 32 años, los agentes observaron que realizaba un movimiento extraño y descubrieron que escondía una navaja, sin llegar a utilizarla. Por este motivo, fue detenido por atentado a agente de la autoridad.

La Policía Nacional ha levantado acta de denuncia a todos los identificados por infracción del decreto ley 11/2020 de 24 de julio de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública.

In this article