La ONU advierte de un nuevo brote de ébola y destina 40 millones de dólares

Avisa a la comunidad internacional de que no hay que desatender las crisis humanitarias que ya estaban presentes antes del inicio de la pandemia

Tras el reciente anuncio de un nuevo brote de ébola en la República Democrática del Congo, el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas liberó este lunes 40 millones de dólares del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia para ayudar a combatir las urgentes necesidades sanitarias en el país africano.

Mark Lowcock tomó la decisión de asignar esa cantidad pocos días de después de que el Gobierno congolés confirmarse la existencia de un nuevo brote de ébola en la ciudad de Mbandaka, la capital de la provincia de Équateur situada al noroeste del país. La nación africana se enfrenta a un brote de larga duración en el que han fallecido más de 2200 personas desde que se iniciase en las provincias oriental de Ituri, Kivu del Norte y Kivu del Sur en agosto de 2018.

Los fondos ayudarán a reforzar los actuales servicios de salud de la República Democrática del Congo y permitirán continuar con el apoyo a los supervivientes del Ébola junto al establecimiento de sistemas comunitarios de vigilancia, alerta y respuesta rápida. Al mismo tiempo, servirá para cubrir el suministro de alimentos, refugio, agua y apoyo sanitario, así como los servicios de salud, educación y protección.

 

In this article