La OMS advierte de que la vacuna de la COVID-19 no se administrará antes de «la primera parte de 2021»

«Tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su propio tiempo», afrimaba el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

El avance actual de las investigaciones para encontrar una vacuna contra la COVID-19 y las precauciones que se deben tomar apuntan a que la gente no empezará a ser vacunada antes «de la primera parte de 2021», ha afirmado este miércoles el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

«Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuánto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su propio tiempo», ha dicho Ryan en una sesión informativa. Asimismo, ha recalcado que en la OMS están «apurando las cosas», pero eso no significa «bajo ninguna circunstancia tomar atajos en los referido a seguridad».

En esa sesión, en la que también ha participado la responsable técnica de la célula de gestión de la pandemia, Maria Von Kerkhove, han recordado que no hay que tener expectativas desmesuradas y creer que la vacuna será una solución absoluta.

Ryan ha enfatizado que ninguna vacuna es 100% efectiva y ha mencionado el caso de la que existe contra el sarampión, considerada una de las que tienen mayor efectividad, que en este caso llega al 95%. Otro aspecto a tener en cuenta, han resaltado, será la duración de la inmunización que ofrezca la vacuna.

23 vacunas en las etapas más avanzadas
Cada vez son más las vacunas -entre las 23 que han llegado a etapas más avanzadas en investigaciones en distintas partes del mundo- que alcanzan la fase 3. Esto implica que, tras haber mostrado ser seguras y garantizar cierta eficacia, pueden empezar a ser administrada a miles de personas.

Se trata de la etapa previa para la aprobación de una vacuna por parte de las autoridades sanitarias de los países.

La organización ha recibido la confirmación de 14,73 millones de casos de coronavirus en el mundo, de los cuales 169.013 corresponden a las últimas 24 horas. Los fallecidos por esta nueva enfermedad son 611.284, lo que supone 3.503 más que en la víspera.

Dudas sobre los hábitos de riesgo
Durante la sesión, una de las preguntas que más se ha repetido ha sido si es seguro asistir a eventos masivos al aire libre. Von Kerkhove ha dicho que lo es si los participantes pueden mantener una distancia física de al menos un metro y cumplir con las medidas de higiene indicadas, en particular el lavado de manos. En caso de que no sea posible, ha recomendado el uso de mascarillas durante todo el evento.

Asimismo, ha insistido en que el virus se transmite desde personas infectadas antes de que empiecen a mostrar síntomas y a los jóvenes les ha pedido que no se dejen llevar por la idea de que si se contagian les causará, a lo sumo, síntomas leves.

En este sentido, ha incidido en que hay personas de ese grupo de edad que han mostrado síntomas severos y que han sufrido secuelas de las que les ha costado semanas y hasta meses recuperarse.

In this article