La ola de frío dará paso el miércoles a la lluvia en varios puntos del país

Este cambio  viene provocado por una borrasca atlántica.

Tras las fuertes nevadas de la semana pasada provocadas por el paso de la borrasca Filomena y las bajas temperaturas que se espera que duren hasta el martes día 19, tendrá lugar un cambio de régimen atmosférico que traerá consigo lluvias y un aumento importante en las temperaturas, especialmente en el caso de las mínimas, según informa 20 Minutos.

Este cambio en el tiempo viene provocado por una borrasca atlántica que se acerca por el oeste y que aportará aire cálido y húmedo, y precipitaciones en forma de lluvia, sobre la Península y Baleares.

La presente situación anticiclónica, que favorece las heladas generalizadas y, por ello, la persistencia de la nieve y de las placas de hielo en el suelo, permanecerá hasta el martes 19, aunque estas heladas serán cada día más débiles. De hecho, este lunes todavía se esperan heladas fuertes (temperaturas inferiores a -8°C) en áreas del sur de sistema Ibérico y en zonas bajas de la Comunidad de Madrid y de Toledo, así como en Pirineos.

Durante el martes 19 se establecerá un flujo templado y húmedo del suroeste que precederá a la entrada, a últimas horas del día por Galicia, de un frente frío que durante el miércoles producirá precipitaciones en buena parte de la Península, que serán más intensas y persistentes en la mitad occidental peninsular.

Se espera que durante el jueves y el viernes continúen las lluvias asociadas a sucesivos frentes atlánticos y se mantenga el flujo cálido del suroeste, lo que provocará un aumento de las temperaturas, dando lugar a valores claramente más altos de lo habitual para la época del año, no solo durante estos días, sino también en días posteriores.

La AEMET advierte que este aumento de las temperaturas, especialmente de las mínimas, junto con las lluvias, provocará una progresiva fusión de la nieve acumulada durante estos días. Como consecuencia, es probable que se incremente de forma significativa el caudal de los ríos, especialmente en aquellos cuyas cuencas mantienen grandes extensiones de nieve, en particular del Tajo, el Duero y el Ebro.

La AEMET informa que para este lunes son probables las precipitaciones débiles a primeras horas en el Cantábrico oriental, sin descartarlas en algún punto del litoral catalán. Asimismo, estará nuboso o con intervalos de nubes bajas matinales en Galicia, alto Ebro, sistema Ibérico e interior de Cataluña, y poco nuboso o con algunos intervalos nubosos en Baleares, noroeste de Canarias y, de nubes altas, en el tercio sur peninsular. En el resto, predominarán los cielos despejados.

Con respecto a las temperaturas, las máximas experimentarán un descenso en el área mediterránea y un ascenso en Galicia, Cantábrico oriental y áreas de la Meseta. Las mínimas subirán en la Meseta y bajarán en Galicia, Pirineos y norte del área mediterránea. En el resto del país, se prevén pocos cambios.

En cualquier caso, seguirá habiendo heladas en toda la Península (salvo en el litoral, valle del Ebro y Andalucía occidental), que serán más intensas en Pirineos y la Meseta y sur del sistema Ibérico, con alguna probabilidad de seguir siendo localmente fuertes en este última zona y en el norte de la meseta Sur.

Así, todavía 11 provincias continuarán en aviso por temperaturas mínimas. Es el caso de: Teruel, Guadalajara, Toledo y Madrid, en alerta naranja (riesgo importante), así como Huesca, Zaragoza, Ávila, Valladolid, Zamora, Cuenca y Valencia, en alerta amarilla (riesgo).

Por último, este lunes soplará viento de componente norte girando a oeste o suroeste en el norte del área mediterránea; en Canarias será de componente este; y se espera viento flojo o en calma en el resto, teniendo a componente sur en Galicia y el Cantábrico.

In this article