La OCU alerta de que los desincrustantes no acaban con la cal

La solución no son los nuevos dispositivos desincrustantes: puedes hacer un gran desembolso y seguir sufriendo los efectos de la cal.

Un estudio de OCU revela la poca efectividad de los nuevos dispositivos desincrustantes: 4 de ellos ni siquiera redujeron un 10% de los depósitos. Mucho cuidado, porque puedes gastar hasta 1.500 euros y no notar ninguna mejoría.

La cal, enemiga de los electrodomésticos

¿Vives en una zona de agua dura? Entonces eres una de las víctimas de la cal, que no solo da un sabor desagradable al agua, sino que causa daños en enseres, tuberías y electrodomésticos. El agua caliente, además, agrava las cosas: sobre las resistencias de los lavavajillas, en las lavadoras, en la alcachofa de la ducha… es fácil ver incrustaciones de cal.

Para solucionar el problema hay dos opciones: los clásicos descalcificadores y los desincrustantes o inhibidores de depósitos de cal que en vez de retirar las sales de cal del agua, evitan que cristalicen, se depositen y dañen los electrodomésticos. Eso es en teoría, porque la realidad es diferente.

¿Desincrustantes contra la cal? #Nocuela

En la OCU han analizado de 7 dispositivos para combatir las incrustaciones de cal. Estos productos no pretenden, a diferencia de los descalcificadores, retirar la cal, sino que su objetivo es impedir que se deposite la cal en las superficies de la instalación, son inhibidores de cal.

Para lograrlo usan diferentes principios, físicos, químicos o una combinación de ambos.

  • Watts Oneflow OFTWH-R. Precio aproximado: 450 euros (cartucho incluido). Método: filtrado sobre gránulos. En nuestra prueba eliminó un 98% de las incrustaciones.
  • Cillit Immuno C181. Precio aproximado: 400 euros (filtro 40 euros). Método: tratamiento con polifosfatos. Elimina las incrustaciones de cal pero el agua resultante presenta residuos de fosfato de calcio, notóxicos, pero sí desagradables de aspecto.
  • Ion Scalebuster MFAR con Ion Scalebuster SB12 . Precio aproximado: 1.100 euros (filtro 65). Método: ánodos de zinc. Apenas retiró un tercio de los depósitos de cal.
  • D-CALC Plus CNA Precio aproximado: 510 euros. Método: electromagnetismo. No llegó a retirar ni el 10% de los depósitos de cal.
  • AMFA 4000. Precio aproximado: 150 euros. Método: magnetismo. No ha sido eficaz en la prueba eliminando la cal.
  • Vosges New ara 2002. Precio aproximado: 1.580 euros. Método: magnetismo. No muestra eficacia alguna según nuestra prueba.
  • Natec NS 25. Precio aproximado: 1.500 euros. Método: magnetismo. No ha resultado eficaz contra la cal.

Como vemos, hay 4 dispositivos que no consiguen eliminar ni el 10% de los depósitos de cal: quien opte por uno de ellos podría haber gastado hasta 1.500 euros en vano.

Para acabar con la cal, mejor recurre a un descalcificador

Si la cal es un problema en tu hogar, solo podemos recomendarte el desincrustanteWatts Oneflow OFTWH-R, el único que ha obtenido unos resultados completamente satisfactorios, o bien seguir optando por un descalcificador clásico. Sin duda estos aparatos tienen inconvenientes:

  • Consumen bastante agua y también electricidad.
  • La instalación es complicada.
  • No resulta barato: cuestan entre 1.300 y 2.500 euros, y tampoco lo es su mantenimiento.

Pero cuentan con una ventaja inapelable: acaban con la cal de tus tuberías alargando la vida de tus electrodomésticos, menaje, etc.

In this article