La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife escribe una conmovedora carta en el día de su cumpleaños

Zimmerman admite en la misiva que tiene miedo por la reacción que pueda tener Gimeno.

Beatriz Zimmerman, la madre de Anna y Olivia, las dos niñas de 1 y 6 años desaparecidas hace más de dos semanas en Tenerife junto con su padre, Tomás Gimeno, ha difundido en el día de su cumpleaños una emotiva carta a sus dos «angelitos» pese a los miedos que tiene por la reacción que pueda tener el progenitor, informa el portal 20 Minutos.

En la carta, leida a los medios por el abogado de la familia, Zimmerman pide como regalo de cumpleaños la difusión de las fotos de las dos menores, a fin de que más gente pueda reconocerlas bien si las ve. De hecho, este jueves la madre difundió nuevas imágenes, pero retocadas para simular su posible aspecto actual.

«Pueden estar cambiadas, seguramente teñidas de oscuro ya que su pelo rubio llama mucho la atención», indica el mensaje en Instagram. «También tened en cuenta que pueden llevar mascarilla»

Anna y Olivia desaparecieron con su padre el pasado 27 de abril. La última vez que Gimeno fue visto fue en la Marina de Santa Cruz de Tenerife, embarcando una lancha que al día siguiente fue hallada a la deriva y abandonada frente al Puertito de Güimar.

Poco antes, Gimeno había llamado a Zimmerman amenazándola con que jamás volvería verlos, ni a él ni a sus hijas. La madre denunció los hechos y desde entonces las autoridades tienen activo el operativo de búsqueda.

Miedo a Gimeno

En la misiva de este viernes, Zimmerman admite tener miedo por la reacción que pueda tener Gimeno. «Pero, ¿qué hago? Todas esas incertidumbres son muy duras, por eso les pido a todos ustedes de corazón que me ayuden a encontrarlas», escribe. «Yo nunca voy a parar porque mi vida no tendría sentido».

Tras agradecer el esfuerzo de todos los que están participando en la búsqueda y en la difusión de las imágenes de las niñas, Zimmerman les dirige un emotivo mensaje: «Olivia y Anna, las adoro mis niñas preciosas y voy a estar fuerte por ustedes porque me necesitan fuerte».

A continuación se reproduce el texto íntegro de la misiva:

«Como regalo pido que me ayuden a difundir las fotos y vídeos de las niñas para que alguien pronto las reconozca.

No se pueden imaginar lo que siento cada día que pasa; la incertidumbre de no saber cómo están , la incertidumbre de saber si están bien, la rabia de que ellas tengan que sufrir esta locura cuando son dos angelitos. Angelitos como todos los niños del mundo.

Todos estos sentimientos mezclados cada día lo hace más difícil, pero están ustedes, el mundo. No permitamos que estas cosas puedan suceder.

Ando con miedo de lo que decir y escribir por las repercusiones que pueda tener en el padre. Pero, ¿qué hago? Todas esas incertidumbres son muy duras, por eso les pido a todos ustedes de corazón que me ayuden a encontrarlas. Yo nunca voy a parar porque mi vida no tendría sentido.

Esto no es algo que se pueda superar precisamente por la incertidumbre. Una enfermedad terminal, un accidente, etc. tienen que ser terribles; insuperables en muchos casos; no obstante, una desaparición con la incertidumbre de saber cómo están, qué piensan, que están queriendo llamarme… robar ese derecho de protección de una madre. Si puede estar en nuestras manos, que tenga un final feliz.

Doy las gracias por toda la implicación que están teniendo y el cariño que le están poniendo… no paremos hasta encontrarlas. Vamos a demostrar que este mundo puede ser un mundo más seguro donde no se permitan tales injusticias.

Olivia y Anna, las adoro mis niñas preciosas y voy a estar fuerte por ustedes porque me necesitan fuerte».

In this article