La Junta descarta restringir la movilidad en toda Andalucía aunque contempla medidas puntuales en algunos pueblos

El Ejecutivo anunciará este martes las medidas adoptadas tras la reunión del comité técnico-científico.

Andalucía podría imponer nuevas restricciones para frenar el avance de la pandemia del coronavirus. Será este martes, tras el Consejo de Gobierno semanal, cuando la Junta dé a conocer las medidas que se van a adoptar y que se decidirán en la reunión que mantiene este lunes el Consejo Asesor de Alerta en Salud Pública de Alto Impacto, formado por «técnicos de salud pública, presidentes de sociedades científicas y delegados territoriales».

A la espera de que el Ejecutivo concrete, el vicepresidente, Juan Marín, ya manifestó este lunes que la Junta , con la información de la que dispone hasta el momento, descarta restringir la movilidad y no se plantea adoptar «nada que tenga que ver con lo que estamos escuchando de otras comunidades», como Madrid o Cataluña, ya que, según manifestó, la situación en Andalucía «está bastante controlada» y «no es alarmante». Si bien Marín admitió que podría llevarse a cabo «algún tipo de actuación concreta en algún municipio», como ya se ha hecho en Lucena (Córdoba) y Casariche (Sevilla), donde se han realizado sendos cribados entre la población debido al incremento de casos.

En la misma línea, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, también explicó que la reunión de este lunes va a servir para analizar las diferentes variables que afectan a los municipios, como ser «poblaciones con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes de PCR positivos en los últimos 14 días, estudios epidemiológicos, estructura de la población, hospitalización, camas UCI de cada zona, la trazabilidad o si hay contagio comunitario». En base a esas variables, la Junta tomará decisiones «que pueden ser desde confinar a la población o hacer medidas concretas»

El consejero insistió en que «cualquier decisión en salud pública, como siempre hemos hecho, viene avalada por los epidemiólogos y, en este caso, por el consejo asesor». Y añadió: «Jamás se han tomado decisiones con un cariz político«.

«El colapso no es tal colapso»

En cuanto a la evolución de la pandemia en la comunidad, el titular de Salud explicó que Andalucía «no está en una fase de subida exponencial», porque «llevamos una semana bordeando una horquilla de 50 ingresos arriba o abajo, con una variable de más-menos, porque ayer bajaron y hoy han subido los hospitalizados». Aguirre dejó claro que la comunidad no está «en una fase de estabilización», pero sí afirmó que los datos que se están registrando dan «un halo de esperanza» en cuanto a que la pandemia se pueda estar estabilizando en Andalucía, extremos que «se confirmará a lo largo de los próximos días».

El consejero incidió en que los positivos por PCR «no es la gran variable de esta segunda ola, que sí lo fue en la primera». Ahora, explicó Aguirre, la edad media de los contagiados es de entre 19 y 29 años, grupo que «no ocupan el mismo volumen de camas ni de UCI«, ya que la mayoría «son asintomáticos o con una clínica muy leve». Por tanto, «lo importante son las variables clínicas, como los ingresos hospitalarios y los fallecimientos».

El consejero de Salud explicó que en esta segunda ola, y debido a la menor gravedad de los pacientes, la mayor parte de los nuevos contagios se están siguiendo desde la Atención Primaria, razón por la que la presión está cayendo más en este nivel asistencial que en el hospitalario. Sin embargo, y aunque las colas en los centros de salud siguen siendo habituales, Aguirre afirmó que «el colapso en la Atención Primaria no es tal colapso. Quizás en algunas zonas muy determinadas en las que puede haber un poquito más de presión asistencial». Pero, concluyó, «si hablamos a nivel general, su capacidad de resolución es actualmente óptima».

Por último, Aguirre recordó que en esta fase de la pandemia los brotes se dan «en su mayoría» en el ámbito familiar. No en vano, «el 80% de los contactos que tenemos actualmente según estudio y trazabilidad son brotes en el ámbito familiar».

In this article