La joven herida por los Mossos en los disturbios por el encarcelamiento de Pablo Hasel pierde un ojo

Ha sufrido un estallido del globo ocular, y está grave pero no se teme por su vida.

La joven herida este martes por los Mossos d’Esquadra durante los disturbios en Barcelona por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel ha perdido un ojo, según ha informado el Centro de Defensa de Derechos Humanos Irídia y han confirmado fuentes hospitalarias.

La mujer sufrió el impacto en los altercados que tuvieron lugar en la Via Augusta de una bala de foam, un proyectil que lanzan los agentes para dispersar manifestaciones violentas, y ha sido operada este miércoles.

La manifestante, que está ingresada en el Hospital Clínic de Barcelona, ha sufrido un estallido del globo ocular, está grave pero no se teme por su vida, han indicado las citadas fuentes.

Irídia ha pedido a la ciudadanía que le facilite imágenes del momento para investigar los hechos, que en concreto se produjeron en el tramo de la Via Augusta entre la avenida Diagonal y la Travessera de Gràcia.

«Como llevamos advirtiendo desde hace años, las balas de foam son muy peligrosas y pueden generar graves lesiones, incluso la muerte. Son arma de precisión, no como las balas de goma. Es muy grave que tanto en octubre de 2019 como ayer se hayan dado casos de personas heridas con foam en la cabeza», ha apuntado el centro.

In this article