La gasolina marca su precio más alto desde 2014 mientras la luz bate récords

La electricidad, más cara el miércoles 16 de junio entre las 20.00 y las 21.00 horas.

Llenar el depósito de gasolina de nuestro vehículo o poner la lavadora resulta desde este miércoles un lujo para muchos españoles. Los precios tanto de los combustibles como de la electricidad se han disparado a las puerta del verano, lo que supondrá para muchos una inusual cuesta de enero en el mes de junio.

Según los datos del Boletín del Petróleo de la Comisión Europea, el precio de la gasolina ha ascendido en la primera semana de junio hasta los 1,358 euros por litro, su coste más alto desde octubre de 2014, cuando a principios de mes llegó a marcar 1,405 euros por litro. 

Esto supone, por ejemplo, que llenar un depósito de 60 litros cueste unos 81 euros frente a los 69 euros de hace un año (+23%), cuando la el precio de la gasolina era de 1,151 euros por litro.

Por su parte, el diésel marca 1,221.29 euros por litro, un 22% más que hace un año, pero un coste similar al de finales de 2019 y principios de 2020.

Este considerable aumento se produce justo cuando la movilidad perdida como consecuencia de la pandemia del coronavirus se empieza a recuperar y antes de que los españoles comiencen con las ansiadas vacaciones de verano. Por este motivo, todos los expertos coinciden en que es previsible que ante la alta demanda provoque no se produzcan bajadas de precio en un tiempo.

«Esto va a ir a mucho peor», vaticina Antonio Turiel, científico del CSIC y experto en el mercado petrolífero, para quien esta subida de los precios del combustible obedece a una conjunción de factores.

«El crudo convencional está en caída libre desde 2005. Cada año se produce menos porque se están agotando los recursos, aunque es un declive lento», explica Turiel, que precisa que las grandes productoras tampoco están invirtiendo en la búsqueda de nuevos recursos: «Repsol, por ejemplo, ha reducido en un 90% su inversión para nuevas explotaciones».

Esta escasez obliga a las empresas a producir combustibles empleando sustancias alternativas. «En la actualidad, la gasolina es un 80% crudo convencional y en un 20% otras cosas», afirma este miembro del CSIC. «Esto se traduce en un incremento de los costes de producción, ya que hay que adaptar las refinerías a las nuevas sustancias, que son más complicadas de tratar. Todo esto repercute en el precio final», sentencia Turiel.

La electricidad, más cara este miércoles entre las 20.00 y las 21.00 horas

Por otra parte, el precio medio de la luz alcanza su máximo este miércoles en el mercado mayorista de electricidad. Según los datos publicados por el Operador del Mercado Eléctrico (OMIE), el precio máximo será de 105,51 euros el megavatio por hora (MWh) entre las 20.00 y las 21.00 horas, mientras que el pico mínimo será de 82,58 euros/MWh entre las 15.00 y las 16.00 horas.

En este sentido, los datos de este miércoles superarían al máximo alcanzado durante la borrasca Filomena, que fue de 94,99 euros/MWh y la tarifa aumentaría un 45% respecto a las primeras dos semanas de junio de 2020 apenas dos semanas después de la entrada en vigor del nuevo sistema de tarifas por tramos horarios.

 

In this article